La Reserva Federal está lista para anunciar la primera subida de tipos en casi una década

La política de crisis llega a su fin en EEUU

Pese a todo, la política monetaria norteamericana seguirá siendo expansiva

La política de crisis llega a su fin en EEUU
La bandera de EEUU y la Estatua de la Libertad. EP

Ocho años después de que una devastadora recesión abriera una era de política monetaria ultraexpansiva en Estados Unidos, la Reserva Federal comenzó este 15 de diciembre de 2015 una reunión de dos días en la que se espera que cambie de dirección y suba los tipos de interés en una economía cada vez más normal.

La decisión se divulgará el miércoles a las 19:00 GMT y los mercados están preparados para un «despegue» inicial de 25 puntos básicos que llevaría el objetivo de tipos de la Fed de cerca de un 0% a un rango entre 0,25 y 0,50 puntos porcentuales.

A continuación, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, ofrecerá una rueda de prensa para comentar el último comunicado de política monetaria del banco central estadounidense.

Buena acogida

Los mercados mostraron un escenario positivo ante el giro potencialmente histórico de la Fed. Los índices bursátiles en Wall Street subieron alrededor del 1% el martes, el rendimiento de los bonos avanzó y los analistas dijeron que, tras semanas de preparativos, la decisión de no subir tipos sería lo más perjudicial.

«Dada la fortaleza de las señales que se han enviado, se destruiría la credibilidad en caso de no hacerlo», dijo el ex secretario del Tesoro Larry Summers, un escéptico de la necesidad de subir tipos en este momento, en comentarios publicados el martes en su web.

Un incremento de los tipos diferenciará a la Fed de los grandes bancos centrales en Tokio, Fráncfort, Pekín y otros lugares donde se lucha para estimular sus economías y generar crecimiento.

A pesar del incremento inicial esperado para el miércoles, la política monetaria en Estados Unidos seguirá siendo muy expansiva y altos cargos de la Fed han señalado que actuarán con cautela en adelante.

Los mercados y analistas se centrarán en el lenguaje exacto que la Fed usará en su comunicado para justificar el alza de los tipos y describir cómo evaluará el momento de un segundo incremento y medidas posteriores.

Hasta septiembre, los miembros del banco central esperaban tal vez cuatro aumentos en los tipos de interés el próximo año.

Nuevas herramientas

La Fed tendrá que demostrar que una nueva serie de herramientas para gestionar los tipos funcionará como se espera, ver cómo los mayores tipos afectan las condiciones financieras locales y globales, y esperar que la débil demanda mundial y los precios de las materias primas no lleven a un período general de deflación y tenga que revertir el curso.

Para ser considerado un éxito, la Fed necesita que al incremento en los fondos federales le siga un continuo crecimiento económico de Estados Unidos el próximo año, un bajo desempleo, y, tal vez, lo más complicado, una aceleración de la inflación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído