Insólita y caprichosa propuesta de los Rockefeller los Disney y otros ricos de verdad

Los millonarios de Nueva York piden que les suban el impuesto de la renta

Más de 40 han hecho pública una carta en la que así lo solicitan al gobernador y a los legisladores

Los millonarios de Nueva York piden que les suban el impuesto de la renta
George Soros, Abigail Disney y Robert Rubin. PD

El tipo máximo es del 8,82% y se paga sólo por encima de 1 millón anual

Más de 40 millonarios que residen en el estado de Nueva York han hecho pública una carta en la que solicitan al gobernador y a los legisladores más influyentes que les suban el impuesto sobre la renta para combatir la pobreza y mejorar las decrépitas infraestructuras en el territorio.

Entre los firmantes están algunos de los miembros de dinastías de renombre como los Rockefeller y los Disney.

En su propuesta los millonarios reconocen que la cantidad de impuestos que pagan es pequeña y reclaman que, sin tocar los escalones de ingresos inferiores, se suba el tipo a aquellos que más ganan. En concreto piden que se suba el tipo un punto porcentual al 1% de contribuyentes con mayores rendimientos netos.

«Como noeoyorquinos que han contribuido y que se han beneficiado de la pujanza económica de nuestro Estado, tenemos tanto la capacidad como la responsabilidad de contribuir de forma justa», señalan los firmantes en la carta. Y añaden: «no tenemos ningún problema para pagar los impuestos actuales, y podríamos permitirnos pagar incluso más».

Y lejos de ser una ocurrencia, la petición (que han bautizado como «el impuesto al 1%» más rico) cuenta con el respaldo científico del Fiscal Policy Institute, un think-tank de orientación socialdemócrata.

Ahora mismo, el tipo impositivo es del 8,82% para cualquiera que gane 1,062 millones de dólares o más. Con la nueva propuesta, ese tipo se aplicaría sólo hasta los 2 millones de dólares.

Y por encima de ese escalón el impuesto se haría más progresivo: 9,35% para rentas entre 2 y 10 millones, 9,65% hasta 100 millones de dólares, y 9,99% para los afortunados que ingresan más de 100 millones al año.

Pese a las buenas intenciones de la campaña, lo cierto es que no será fácil que prospere en el legislativo estatal, con mayoría demócrata en la Asamblea, pero un Senado dominado por los republicanos (abiertamente hostiles a subir cualquier impuesto).

«Da igual que sean impuestos sobre la renta, sobre el patrimonio, sobre sociedades, o cualquier tipo de tasas: estamos en contra de subir los tributos o de pedir a los neoyorquinos, que trabajan duro, que dejen que hurguemos aún más en sus bolsillos», explica el republicano John Flanagan, de Long Island.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído