Le metió mano a Heather Lind en una sesión de fotos

El expresidente George Bush padre pide perdón a una actriz por sobarla

La intérprete utilizó las redes sociales para denunciar este inciente, que el propio expresidente calificó como una «broma»

El expresidente George Bush padre pide perdón a una actriz por sobarla
George Bush padre y Heather Lind. WH

Lo que me consuela es que yo también puedo usar mi poder, que en realidad no es tan diferente de un presidente

Son fantasmas del pasado, pero siguen saliendo. En este caso, bastante apolillados, porque lo que la chica denuncia pasó hace cuatro años, cuando ella tenía 29 y el ‘metemano‘ había cumplido ya los 89 y estaba postrado en una silla de ruedas.

La actriz Heather Lind (34 años), conocida por su papel en la serie «Turn: Washington’s Spies», acusó el pasado martes al expresidente George Bush padre de manosearla durante una sesión de fotos hace cuatro años, en la misma en la que se encontraba su mujer, Barbara Bush.

Según el «New York Post», la intérprete utilizó las redes sociales para denunciar este inciente, que el propio expresidente calificó como una «broma».

«Cuando tuve la oportunidad de conocer a George HW Bush hace cuatro años para promocionar un programa de televisión histórico en el que estaba trabajando, me agredió sexualmente mientras posaba para una foto similar. Él no me dio la mano. Me tocó por detrás desde su silla de ruedas con su esposa Barbara Bush a su lado. Me contó una broma sucia».

A añadía Lind en el mensaje que ya eliminó de su perfil de Instagram.

«Después me tocó de nuevo. Barbara puso los ojos en blanco como diciendo ‘no otra vez ‘. Su guardia de seguridad me dijo que no debería haberme parado a su lado para la foto. Me pareció inquietante porque reconozco el respeto que tengo por los expresidentes y orgullo hacia muchos de los hombres en la foto».

La actriz también ha confesado que ha decidido alzar la voz ahora por la valentía de esas mujeres que han hablado ecientemente y han contado sus terribles experiencias.

«Lo que me consuela es que yo también puedo usar mi poder, que en realidad no es tan diferente de un presidente».

«Puedo representar un cambio positivo. De hecho, puedo ayudar a la gente. Puedo ser un símbolo de mi democracia. Puedo negarme a llamarlo presidente y llamar a otros abusos de poder cuando los veo. Puedo votar por un presidente, en parte, por la naturaleza de su personaje, sabiendo que sus decisiones políticas deben necesariamente derivarse de ese carácter».

El expresidente de ahora 93 años ha pedido disculpas a la actriz. Su portavoz, Jim McGrath, ha comunicado que Bush nunca, bajo ninguna circunstancia, causaría angustia intencionadamente a nadie, y se disculpa sinceramente si su intento de humor ofendió a la Sra. Lind.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído