Mundo

Las raciones de campo de combate, denominadas M.R.E (Meals Ready to Eat), son el principal sustento de las tropas del ejército americano que se encuentra en el terreno. Desde su creación han sido muy criticados por la baja calidad y su mal sabor.

Pero su mala fama parece haber llegado a su fin, los encargados del racionamiento han desarrollado una pizza capaz de aguantar tres años fresca, según un artículo publicado en el New York Times.

Debido a la mala calidad de la comida, los soldados cambiaron el significado de las siglas por Meals Refused by Everyone (comidas rechazadas por todos). El propio jefe del programa de racionamiento en combate llegó a reconocer que las primeras generaciones de M.R.E estaban llenas de “carne misteriosa y cazuelas sin nombre”.

Para paliar las quejas, el ejercitó se puso manos a la obra, y tras 20 años de desarrollo han conseguido desarrollar lo que muchos soldados consideran el santo grial de las raciones de campo. Una pizza que no es necesario cocinar y es capaz de aguantar hasta 36 meses fresca.

La creación de esta pizza es un resultado final tras más de cien intentos de los científicos y técnicos de alimentación. La porción mide unos 7 centímetros de largo por 12 de ancho, es de estilo siciliano, con trozos de mozzarella que no se funden y rodajas de pepperoni.

El alimento es capaz de aguantar en condiciones adversas como el extremo calor del desierto, la baja temperatura en alturas altas o las grandes tasas de humedad de un submarino, según recoge Iván Fernández en cadenaser.

Para evitar que el contacto con el oxígeno estropease los ingredientes, en el envase se incluyen una lámina de acero para que atraiga todo el oxígeno que se desprende desde la masa.

Para aquellos que quieran probarla, se puede adquirir a través de internet. Además, hay múltiples críticas en YouTube que desempaquetan el M.R.E.