Mundo

Tenso rifirrafe entre Donald Trump y el reportero de la CNN Jim Acosta este miércoles 7 de noviembre de 2018 en la Casa Blanca, al preguntare el periodista al presidente de EEUU si no consideraba que estaba "demonizando" a los inmigrantes al referirse a la caravana de centroamericanos que se dirige a Estados Unidos en busca de asilo como criminales.

Ocurró durante la extensa rueda de prensa que ofreció el mandatario para evaluar los resultados de las elecciones legislativas. "Eres una persona grosera y terrible. No deberías estar trabajando para la CNN", respondió en seco Trump y le quitó el turno de palabra.

"Porque yo lo considero una invasión; usted y yo tenemos diferentes opiniones", advirtió el iracundo mandatario con un cambio de tono que sorprendió a los presentes.

"Quiero que vengan a nuestro país pero quiero que lo hagan legalmente. Sabes, Jim, que deben pasar por todo un proceso. Y necesitamos gente que...",

continuó Trump, señalando con su dedo índice al periodista, hasta que este quiso repreguntar. Esto enfureció al mandatario. "¡Espera, espera!", levantó la voz para taparlo e impedir la interrupción. "¿Sabes por qué necesitamos gente? Porque hay cientos de compañías que están llegando y necesitamos trabajadores", intentó concluir el presidente.

Pero Acosta quiso ir más allá y recordó un spot de campaña que compartió Trump en su Twitter y que muestra a migrantes saltando vallas fronterizas. "Eso es real, no son actores. ¿Crees que eran actores? Eso pasó hace unos días", advirtió Trump. "Pero vienen de lugares a cientos y cientos de kilómetros", comentó el periodista para volver a provocar su enojo. "¿Sabes qué? Honestamente, tú deberías dejarme a mi dirigir el país, y tú trabaja en CNN, y si lo hicieras bien...", afirmó el presidente.

Y cuando Acosta quiso hacer otra pregunta, Trump lo marcó con su dedo y le hizo una advertencia: "Ya es suficiente, deja el micrófono".

Minutos después de este incidente, la cadena CNN publicó su repudio a través de un comunicado en redes sociales:

"Los continuos ataques de este presidente a la prensa han ido demasiado lejos. No solo son peligrosos, son inquietantemente antiamericanos. Si bien el presidente Trump dejó en claro que no respeta a la prensa libre, tiene la obligación de protegerla. Una prensa libre es vital para la democracia, y estamos detrás de Jim Acosta y sus colegas periodistas en todas partes".

Trump manda a miles de soldados a colocar alambre de púas ante la "invasión" de inmigrantes