Mundo
Sully, el perro de servicio de George H. W. Bush, monta guardia ante el féretro del presidente. EP

El fallecimiento de George H. W. Bush el pasado 30 de noviembre de 2018 en su casa de Houston a los 94 años ha dejado al mundo conmocionado (Estas fueon las últimas palabras de George H.W. Bush antes de morir ).

Las banderas ondean a media asta en EE.UU. para conmemorar la vida del presidente número 41 en unos años muy difíciles para el país: durante la final de la Guerra Fría y la caída de la URSS (Muere a los 94 años George H. W. Bush, expresidente de Estados Unidos ).

Muchos han sido los honores que le han rendido en los últimos días y las despedidas que le han ofrecido grandes mandatarios de todo el mundo y personalidades destacadas, pero ninguna tan tierna como la imagen que ha protagonizado su perro de servicio Sully, un labrador de dos años que le acompañó hasta el último momento.

El portavoz de la familia Jim McGrath inmortalizó al labrador junto al féretro del exmandatario y subió la imagen a las redes sociales con el mensaje:

«Misión cumplida».

En pocas horas la emotiva y triste fotorgrafía no ha tardado en hacerse viral.

Tras el fallecimeinto de Barbara Bush el pasado 17 de abril y con serios problemas de salud que le ataron a una silla de ruedas, el expresidente decidió que un perro le vendría bien para hacerle compañía en esos difíciles momentos.

Un propósito que ha sabido cumplir a la perfección, convirtiénsose en su mejor apoyo. Hace tan solo unas semanas, Sully, adiestrado por la organización sin fines de lucro America's VetDogs, acompañó a Bush a votar.

El mismo portavoz subía otra imagen de ambos en la sala: «El 41º presidente acompañado por sus dos mejores amigos, Jim Baker y Sully, cumpliendo con su deber cívico y votando hoy».

Ahora su misión será bien distinta. Se unirá a otros perros en un programa que ayuda a soldados heridos y personal de servicio activo por mucho que la familia Bush lamente separarse de este gran amigo, como así lamentó George W. Bush:

«Por mucho que nuestra familia extrañe a este perro, nos reconforta saber que traerá la misma alegría a su nuevo hogar, Walter Reed».