CRIMEN Y CASTIGO

Pena de muerte para el terrorista islámico que asesinó a ocho personas en Nueva York

A finales de 2017 embistió contra peatones y ciclistas en nombre del ISIS y entre los que mató había cinco argentinos

Pena de muerte para el terrorista islámico que asesinó a ocho personas en Nueva York
El terrorista islámico Sayfullo Saipov. EP

Le quieren dar al fanático Sayfullo Saipov lo que se merece: la muerte. Y hay quien lamenta que no sea de manera más dura que una simple inyección letal.

La fiscalía federal de Manhattan anunció el viernes que pedirá la pena de muerte en caso de que  Saipov, el yihadista uzbeko acusado de matar a ocho personas el 31 de octubre pasado en Nueva York, sea hallado culpable.

Saipov, de 30 años, fue inculpado de 22 cargos por la justicia federal en noviembre último. Se declaró no culpable de los cargos que le fueron comunicados, y se espera que el juicio comience el 7 de octubre de 2019.

El atentado, que realizó bajo una presunta adhesión al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en inglés), fue el más mortífero cometido en Nueva York desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Entre los muertos hubo cinco turistas argentinos, parte de un grupo de amigos provenientes de la ciudad de Rosario y que visitaban la ciudad.

El yihadista fue detenido tras haber lanzado la camioneta que conducía sobre peatones y ciclistas en un lugar sumamente frecuentado del sur de Manhattan.

Llegado a Estados Unidos en 2010 gracias a una visa que ganó por un sistema de lotería, Saipov se declaró tras su detención fiel al ISIS, aunque no se comprobaron vínculos concretos, y «orgulloso» de haber cometido el ataque, según dijeron los investigadores.

Al fundamentar por qué pidió la pena de muerte, el fiscal federal de Manhattan no sólo invocó el número de muertes sino también el hecho que Saipov defienda «la causa del ISIS», «uno de cuyos objetivos es matar el mayor número posible de estadounidenses».

Mencionó igualmente la «peligrosidad futura» del acusado, que eligió el lugar del atentado para «maximizar» el número de víctimas, y su «ausencia de remordimientos» tras actuar de una «manera atroz, cruel y depravada», según un documento presentado el viernes al tribunal.

Si bien el estado de Nueva York no tiene pena de muerte, Saipov ha sido acusado bajo la ley federal de Estados Unidos, por lo que sí podría ser ejecutado.

Desde que en noviembre pasado Saipov manifestó su adhesión al ISIS, el presidente Donald Trump se pronunció, en un tuit, en favor de la pena de muerte.

El caso de los cinco argentinos

Entre las ocho personas fallecidas en el cruento ataque había cinco amigos oriundos de la ciudad de Rosario, en el centro de Argentina.

Sus nombres eran Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi.

Los amigos integraban un grupo de ocho ex compañeros que egresaron del secundario en el año 1987 y se encontraban festejando los 30 años de la promoción en el colegio politécnico de Rosario. Tres de ellos sobrevivieron al ataque.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído