LOS ENREDOS DE LA CASA BLANCA

Donald Trump niega que insultara a Meghan Markle durante una entrevista y acusa a los periodistas de inventárselo

Donald Trump niega que insultara a Meghan Markle durante una entrevista y acusa a los periodistas de inventárselo
Donald Trump y Meghan Markle. EP

La verdad es que se ha instalado la costumbre de culpar a Donald Trump de casi todo y muchos periodistas lo hacen sin rubior, porque da lecturas («Hay un vídeo para adultos de Meghan Markle»: La pesadilla no cesa para la familia real británica).

El presidente de Estados Unidos negó este 2 de junio de 2019 que haya calificado a la duquesa de Sussex, la estadounidense Meghan Markle, de «horrible» por haber hablado mal de él cuando era aspirante a la Casa Blanca y culpó a los medios de comunicación de inventárselo (El hermano caradura de Meghan Markle la considera culpable de que él sea un ‘sintecho’ y no encuentre trabajo).

«Nunca llamé a Meghan Markle ‘horrible’. ¡Fue inventado por los medios de comunicación falsos y han sido pillados! ¿Se disculparán la (cadena de televisión) CNN, el (diario) The New York Times y otros? ¡Lo dudo!», señaló Trump en su cuenta de Twitter.

Trump hizo este comentario en Twitter después de que el tabloide británico «The Sun» publicase una entrevista con él en motivo de la visita de Estado de tres días al Reino Unido que empieza mañana, invitado por la reina Isabel II

.En la conversación con el diario, el mandatario presuntamente admitió que no estaba al tanto de que la exactriz, que se casó con el príncipe Enrique en mayo de 2018, apoyase a la demócrata Hillary Clinton a la presidencia de EE.UU. en 2016 y que ella sugiriera que iba a marcharse de su país si ganaba Trump.

«¿Qué puedo decir? No sabía que ella fuera horrible», contestó el político al ser preguntado al respecto, según la transcripción de «The Sun» que Trump niega ahora.

No obstante, el presidente consideró que Meghan Markle podría ser una princesa «muy buena» y dijo que fue «bonito» que ella se uniera a la familia real británica.

Durante su visita de Estado, Trump será recibido con honores y se reunirá con varios miembros de la familia real, pero en esos encuentros no estará presente la duquesa de Sussex, pues hace unas semanas dio a luz a su primer hijo, Archie.

En medio de fuertes medidas de seguridad, Trump iniciará su primera visita de Estado al Reino Unido, la tercera de este tipo de un presidente de EE.UU. bajo el reinado de Isabel II, tras las que hicieron George W. Bush en 2003 y Barack Obama en 2011.

En esta ocasión, se espera que la presencia de Trump genere protestas, con una gran manifestación prevista el martes en la céntrica plaza londinense de Trafalgar mientras el presidente y la primera ministra se reúnen en la residencia de Downing Street.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído