FANATICOS MUSULMANES, PROGRES EUROPEOS Y PARDILLOS OCCIDENTALES

El terrorista islámico, que mató a cuchilladas a un joven e hirió a 8 personas en una parada de autobús, es un afgano solicitante de asilo

El agresor ha sido detenido mientras tres de los heridos se encuentran graves

El terrorista islámico, que mató a cuchilladas a un joven e hirió a 8 personas en una parada de autobús, es un afgano solicitante de asilo
El fanatico musulmán afgano que asesinó en la parada de autobús de Lyon PD

El terrorista islámico, que mató a cuchilladas a un joven e hirió a 8 personas en una parada de autobús, es un afgano solicitante de asilo.

El ‘buenismo’ de los ‘progres europeos’ con los musulmanes fanáticos, nos está saliendo muy caro.

Fue un ataque brutal, indiscriminado y premeditado.

El mahometano llegó a una parada de autobús en Villeurbanne alrededor de las cuatro y media de la tarde de este 31 de septiembre de 2019.

Mató a una persona e hirió a otras ocho, tres de gravedad. A cuchillo. Es fiel seguidor de Mahoma, asiduo a la mezquita y cree haberse ganado un hueco en el paraíso, matando ‘infieles’. Hasta gritó consignas a favor de Alá y el Estado Islámico pero, oficialmente, no es terrorismo

El testimonio de una joven a varios medios franceses, espontáneo, revela a las claras el horror:

«Había un señor en la parada del [bus] 57 que se ha puesto a dar puñaladas en todas las direcciones. Acertó a pinchar, a abrir el vientre a una persona. A un tío le dio una cuchillada en la cabeza y a una señora le cortó en la oreja».

Eso decía entre sollozos, la camiseta blanca salpicada de sangre.

Según testimonios de los presentes, iba armado de un cuchillo grande y de un tenedor de barbacoa, según recoge  Iñaki Gil en elmundol.

El atacante fue reducido por otros transeúntes y por el personal de seguridad del metro de Lyon, según relató el alcalde de la ciudad y ex ministro de Interior, Gérard Collomb. Los hechos tuvieron lugar en una explanada donde convergen varias líneas de bus, junto a la estación de metro ‘Laurent Bonnevay. En las cercanías está el Astrolabe, donde juega el Asvel, el club de baloncesto local.

El agresor tiene 33 años y es un afgano que había pedido asilo. No se conocen más detalles. En comisaría ha preferido guardar silencio, según fuentes policiales citadas por France Info. No estaba fichado por la policía.

La Fiscalía de Lyon ha sido encargada del caso, aunque los especialistas del terrorismo siguen la investigación de cerca. Esto quiere decir que las autoridades francesas no lo consideran terrorismo, aunque no está excluido.

Ante la ausencia de reivindicación o de gritos del agresor, habrá que esperar a que declare por qué lo ha hecho. O a que su teléfono o su ordenador aporten datos significativos.

Los cargos son asesinato y ocho tentativas de asesinato. Ergo, hay indicios de premeditación. En los primeros momentos, se habló de un segundo atacante que habría huido. Esta hipótesis ha sido desmentida por la policía.

El ministro de Interior, Christophe Castaner, no ha acudido a Lyon, mientras el presidente de la República, Emmanuel Macron, sigue el caso desde Le Touquet, ciudad costera de la costa normanda donde su esposa, Brigitte, tiene una segunda residencia.

Tampoco tenía antecedentes el «terrorista de la bicicleta» que dejó un paquete bomba cerca de una panadería del centro de Lyon la víspera de las elecciones europeas, en mayo. Causó 14 heridos leves. Se ganó el apodo al llegar al lugar de los hechos y ser grabado por varias cámaras en bicicleta.

Fue detenido tres días después. Se trataba de un argelino que declaró haber «prestado juramento de fidelidad al Estado islámico». Mohamed Hichem, 24 años, nacido en Orán, con estudios de informática. En 2017 llegó a Francia con visado de estudiante para reunirse con su familia. Le detuvieron siguiendo el rastro de los componentes de la bomba.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído