LAS COSAS DE LA CASA BLANCA

Los democratas anuncian en el Capitolio la acusación formal para destituir a Trump como presidente de EEUU

Los democratas anuncian en el Capitolio la acusación formal para destituir a Trump como presidente de EEUU
Donald Trump y Nacy Pelosi. PD

Complicadas las cosas se le ponen a Donald Trump, aunque el actual presidente de EEUU, inasequible al desaliento, confía en superar también este escollo, salir triunfante del embite demócrata y enfilar triunfal la carrera de vuelta a la Casa Blanca,  dentro de once meses.

Luz verde a la siguiente fase del proceso de destitución abierto a Trump. La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, ha encargado a la comisión judicial que comience la redacción de los artículos del ‘impeachment’, es decir, las acusaciones concretas contra el presidente que después deberá votar el pleno de la institución.

Lo hace, ha dicho, “con tristeza pero también confianza y humildad, por lealtad a nuestros padres fundadores y nuestro corazón lleno de amor por América”.

“Los hechos son incuestionables”, ha enfatizado Pelosi en un breve y solemne mensaje a la nación desde el Capitolio.

“Si permitimos que un presidente esté por encima de la ley, lo haremos a costa de nuestra república” porque los “abusos de poder” de Trump, ha dicho, van contra el corazón estadounidense.

“No nos ha dejado más opción que actuar”.

Pelosi se ha dirigido este 5 de diciembre de 2019 a la nación desde el Capitolio para anunciar que habrá pronto una acusación formal contra el presidente para proceder a su destitución.

Culminan así dos meses de investigaciones e interrogatorios que abren ahora el cuarto proceso de ‹impeachment› de toda la historia de EE.UU.

«La Cámara procederá con la acusación del ‹impeachment›», dijo Pelosi en una declaración sin preguntas programada a primera hora en Washington y diseñada para dominar el ciclo informativo de la jornada.

«El presidente ha abusado de su poder en beneficio propio y en detrimento de la seguridad nacional de nuestro país».

La ley marca que la comisión de Justicia de la Cámara redacte una acusación formal, que según las pistas que han dado hasta ahora los demócratas puede contener cargos por cohecho y obstrucción a la justicia.

El artículo segundo de la Constitución autoriza la destitución del presidente «al ser acusado y declarado culpable de traición, cohecho u otros delitos y faltas graves».

La Cámara en pleno —con mayoría demócrata— votará esos artículos y luego el Senado celebrará un juicio político presidido por el presidente del Supremo.

En esa cámara Alta, los republicanos tienen mayoría y ya han avanzado que no creen que Trump deba ser destituido. Nunca un proceso de ‹impeachment› ha culminado con éxito. Nixon dimitió en 1974 antes de ser expulsado de la Casa Blanca.

Hasta hoy, los abogados de Trump han optado por ausentarse en las pesquisas de la Cámara, pero sí tomarán parte en el juicio político en el Senado.

La portavoz del presidente, Stephanie Grisham, ha criticado la decisión de Pelosi por ser «una vergüenza». «Esperamos ahora que haya un juicio justo en el Senado», ha añadido.

Los demócratas creen probado que Trump retuvo ayudas militares para forzar al Gobierno de Ucrania a investigar al político demócrata Joe Biden, que lidera las e

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído