El gobierno norteamericano restringirá la llegada de mujeres embarazadas y que tengan una visa de turista

Donald Trump pone un ‘muro’ al turismo de parto en EEUU

Donald Trump pone un ‘muro’ al turismo de parto en EEUU
Donald Trump contra el turismo de parto PD

La administración de Donald Trump pone un ‘muro’ al turismo de parto o turismo de maternidad en Estados Unidos. El gobierno ha anunciado que implementará una serie de medidas para restringir la llegada de mujeres embarazadas con visa de turista al país. En este sentido, se buscará reducir el número de bebés que obtienen la nacionalidad por la naturalización o nacimiento.

El Departamento de Estado reveló que las regulaciones llevarán a todos los consulados a rechazar las solicitudes de visa de individuos cuyo «propósito principal» es dar a luz en ese país para que el bebé obtenga la ciudadanía estadounidense.

A través de un comunicado se explicaba que: «La norma aborda las preocupaciones sobre los riesgos que conlleva esta actividad para la seguridad nacional y para la aplicación de la ley, incluida la actividad criminal asociada con la industria del turismo de maternidad, como se refleja en los enjuiciamientos federales de personas y entidades involucradas en esa industria».

La norma afecta a los solicitantes de visas B1/B2 que se otorga a visitantes temporales con fines de turismo o negocios. Sin embargo, el texto no deja claro en qué forma los oficiales consulares o de inmigración determinarán si las personas que buscan viajar a Estados Unidos están embarazadas o tienen el propósito de dar a luz allí.

Las medidas se vienen tomando desde antes del comunicado. Hace días una aerolínea asiática tuvo que disculparse luego de exigir a una mujer que tomara una prueba de embarazo para permitirle embarcar a Saipan, en las Islas Marianas, uno de los territorios estadounidenses de ultramar que se ha convertido en un destino de turismo de maternidad.

El Centro de Estudios de Inmigración, un grupo conservador que aboga por leyes de inmigración más estrictas, estimó el año pasado que más de 33.000 mujeres entraron al país de forma temporal para dar a luz entre la segunda mitad de 2016 y la primera mitad de 2017.

Desde sus inicios, el gobierno de Trump ha tratado de limitar la inmigración a Estados Unidos y el propio mandatario ha sido particularmente crítico con la ciudadanía por derecho de nacimiento.

La Decimocuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos garantiza la ciudadanía a «todas las personas nacidas o naturalizadas» en ese país.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído