El Senado ha aprobado el uso de las fuerzas armadas para controlar una de las ciudades más afectadas y el corazón de su economía

El ejército de EEUU toma Nueva York para intentar controlar al coronavirus

El ejército de Estados Unidos ha tomado las calles de Nueva York. Tras la aprobación del Senado, las fuerzas armadas se han sumado a la lucha para controlar al coronavirus y las medidas de confinamiento, mientras que un plan de ayudas de 2,2 billones de dólares tendrían que paliar los efectos en las finanzas tanto en las grandes empresas, así como en las pymes y en las familias más afectadas.

Estados Unidos es ya el tercer país con más contagiados del mundo con más de 68.000 casos y algo más de mil muertos. El estado más afectado es el de Nueva York, que acumula casi la mitad de infectados de todo el país con más de 350 muertes. Por esta razón el ejército ha tomados las calles de la ciudad para asegurar el confinamiento de la población.

Solos ante el peligro

A pesar de ser el más afectado, Nueva York será el segundo estado al que menos fondos se destinarán para aliviar las consecuencias de la expansión del COVID-19. Recibiendo un 1,9% del total de la ayuda económica aportada.

El director de Comunicación del gobernador, Dani Leve insistió en que el plan es «un ejemplo más de politización» de la situación, en referencia al pulso que el presidente del país, Donald Trump, del Partido Republicano, mantiene con el estado y la ciudad de Nueva York, gobernados por el Partido Demócrata.

Leve incide que otros estados con muchos menos casos de coronavirus como Wyoming (49), Texas (1129) o Dakota del Sur (41) recibirán más ayuda económica por apoyar al Partido Republicano.

Las autoridades sanitarias de Nueva York han instalado una morgue improvisada en el mismo lugar que se utilizó durante los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, para gestionar el posible aumento en el número de muertes por COVID-19.

El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró que la propagación del virus «va a un ritmo de tren bala» y que la cifra de casos «se duplica cada tres días».

Por su parte el alcalde de la Gran Manzana, Bill de Blasio, pronosticó que la crisis continuará hasta mayo y dijo que es «inconcebible» que finalice a mediados de abril, como auguró el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído