Las palabras de Michael Ryan, director de emergencias de la OMS

La OMS defiende a China y contradice a Trump por el origen del coronavirus

"Desde nuestra perspectiva esto sigue siendo especulativo"

La OMS defiende a China y contradice a Trump por el origen del coronavirus
Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha puesto una vez más del lado de China.

Para la organización, las demandas de información del Gobierno de Donald Trump sobre el origen del coronavirus, son totalmente «especulativas», ya que carecen de todo tipo de pruebas.

A pesar de que Estados Unidos no es el único país que ha pedido explicaciones a China por el origen del virus, la OMS ha apuntado hacia las afirmaciones del país norteamericano: «No hemos recibido ningún dato o evidencia específica del gobierno de los Estados Unidos en relación al supuesto origen del virus, así que desde nuestra perspectiva esto sigue siendo especulativo», dijo Michael Ryan, director de emergencias de la OMS.

«Como cualquier organización basada en la evidencia, estaríamos muy dispuestos a recibir cualquier información sobre el origen del virus porque es una pieza fundamental para el futuro control de la pandemia», matizó Ryan.

No obstante, según adelantó Charlie Parton, exdiplomático de la Unión Europea en China, lo relevante en estos momentos es que se pueda emprender una «investigación minuciosa» en el país asiático donde se inició la pandemia.

«Lo más importante es que los chinos lleven a cabo una investigación adecuada y con transparencia, para que podamos saber lo que realmente ocurrió, cómo se desarrolló el virus y, de esa manera, tomar medidas contra él ahora y de cara al futuro», expresó.

La señalamientos de Donald Trump apuntan a que el origen del virus se encuentra en el Instituto de Virología de alta seguridad de Wuhan.

La dura amenaza de Trump

El pasado miércoles, el presidente de los Estados Unidos afirmó que, según su punto de vista, el manejo del coronavirus por parte de China es una prueba de que Beijing «hará todo lo posible» para que pierda la reelección en noviembre.

Pero ante esto el mandatario dijo que estaba evaluando las posibles consecuencias para China por la pandemia, «Es mucho lo que puedo hacer», expresó.

Trump ha responsabilizado a China por las 60.000 personas que el COVID-19 ha dejado sin vida en Estados Unidos, según un recuento de Reuters, y que ha llevado a la economía estadounidense a una profunda recesión, poniendo en peligro sus esperanzas de obtener otro mandato de cuatro años.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído