El tenis y acudir a un autocine serán algunas de las actividades que se permitirán realizar

Nueva York se reactiva: autorizan las actividades comerciales y recreativas «de bajo riesgo»

La ‘Gran Manzana’ implementará la nueva fase de desescalada desde este viernes 15 de mayo

Nueva York se reactiva: autorizan las actividades comerciales y recreativas "de bajo riesgo"
Nueva York PD

Nueva York está reactivándose tras el parón por el COVID-19.

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, anunció la reapertura de ciertas actividades comerciales y recreativas “de bajo riesgo” a partir de este viernes 15 de mayo, en todo el territorio en el marco de la pandemia del coronavirus.

“Estamos comenzando un nuevo capítulo en la lucha contra el virus”, ha indicado Cuomo en rueda de prensa.

“Hemos trabajado juntos como estado para aplanar la curva y la disminución ha llegado a un punto en el que podemos virar hacia la reapertura”, agregó.

Las actividades en cuestión comprenden negocios que se ocupan de la jardinería, actividades recreativas al aire libre y de bajo riesgo, como el tenis, y autocines.

También podrán reabrir negocios como la construcción, fabricación de suministro mayorista, venta minorista para recoger productos en tienda o enviarlos a domicilio, agricultura, silvicultura y pesca.

Según Cuomo, se confirmaron 1.660 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, por lo que el global en el estado, el más afectado por la pandemia de Estados Unidos, ha ascendido a 337.055 positivos.

Las muertes sobrepasan las 26.000. Hasta el momento, el país norteamericano ha confirmado más de 1,3 millones de casos de la COVID-19 y las muertes superan las 80.300.

El Centro de Control de Enfermedades del gobierno de los Estados Unidos (CDC, por su acrónimo en inglés) publicó un documento en el que indicó que, entre mediados de marzo y mayo, perdieron la vida alrededor de 24.000 personas más que las esperadas por los expertos.

La cifra excede en más de 5.000 la cantidad de muertes atribuidas al nuevo coronavirus en la ciudad, epicentro del estado más afectado por la pandemia a nivel nacional.

No obstante, el estudio indica que las muertes podrían haber sido tanto por la COVID-19 como por la falta de atención recibida debido al colapso sanitario causado por la pandemia.

“Llevar la cuenta del exceso de mortalidad es importante para entender la contribución a la tasa de muertes tanto de la COVID-19 como la falta de disponibilidad de cuidado para aquellos con enfermedades no relacionadas”, indicó el estudio.

Y explicó que “la demanda hospitalaria y de los proveedores de los sistemas de salud, así como el miedo del público a la enfermedad” podrían haber llevado también a que personas evitaran recibir tratamientos que les hubiera salvado la vida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído