El presidente de EEUU advierte que se trata de un movimiento anarquista promocionado desde la extrema izquierda

Trump amenaza a Seattle por su ‘gueto anarquista’: «Recuperen su ciudad ahora. Si ustedes no lo hacen, yo lo haré»

La policía se retiró de un violento vecindario en el que crearon un campamento que fue saludado por la alcaldesa demócrata

Trump amenaza a Seattle por su 'gueto anarquista': "Recuperen su ciudad ahora. Si ustedes no lo hacen, yo lo haré"

Donald Trump no cederá ni un centímetro más ante el Black Lives Matter.

Después de días de enfrentamientos violentos con manifestantes, la policía de Seattle se retiró en gran medida de un vecindario en el que los inconformes crearon una especie de festival.

Un desafío a la autoridad de Estados Unidos que no está dispuesto a soportar el presidente.

Trump se enojó en Twitter con el gobernador Jay Inslee y la alcaldesa Jenny Durkan por la situación, y dijo que la ciudad había sido tomada por “anarquistas”.

“Recuperen su ciudad ahora. Si ustedes no lo hacen, yo lo haré«, expresó el mandatario en la red social.

La “Zona Autónoma de Capitol Hill” (CHAZ, por sus siglas en inglés) surgió luego de que la policía retiró unas barricadas cerca de la comisaría del Distrito Este y prácticamente abandonó la estructura después de que los agentes utilizaron gas lacrimógeno, aerosol irritante y granadas aturdidoras el fin de semana para dispersar a los manifestantes, de quienes dijeron que los estaban atacando con proyectiles.

“La alcaldesa de Seattle dijo, sobre los anarquistas que tomaron su ciudad, que ‘es un verano del amor’. Estos liberales demócratas no tienen idea. Los terroristas incendian y saquean nuestras ciudades y ellos creen que es maravilloso, a pesar de las muertes. Se debe terminar la toma de Seattle ahora!”, escribió el mandatario.

El presidente ya ha tenido fricciones con Inslee y Durkan, ambos demócratas. Inslee había intentado obtener la candidatura presidencial de su partido.

El gobernador tuiteó que las autoridades estatales no permitirán amenazas de violencia militar por parte de la Casa Blanca.

“Las fuerzas armadas de Estados Unidos prestan servicio para proteger a los estadounidenses, no la fragilidad de un presidente inseguro”, escribió.

Hay letreros en los que se lee: “Está ingresando al Capitol Hill libre” y “Sin cooperativa de policías”. En las aceras, algunas personas venden agua y otros productos.

La policía señaló que busca reabrir la comisaría. En una conferencia de prensa, la subjefa Deanna Nollette dijo que las barreras fueron retiradas de la parte delantera del edificio luego de que se convirtió en un foco de tensión entre la policía y los manifestantes.

Una situación que, si no termina bajo el control de las autoridades de Seattle, forzarán a la Casa Blanca a actuar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído