La realidad y la ficción se juntan en Estados Unidos días antes de las elecciones presidenciales

Cinco teorías conspirativas de la enfermedad de Trump: ¿Realmente tiene coronavirus?

"Los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas fueron muy preocupantes", dijo una fuente de la Casa Blanca, antes el doctor Conley dijo a los periodistas que Trump estaba "extremadamente feliz"

Cinco teorías conspirativas de la enfermedad de Trump: ¿Realmente tiene coronavirus?
Donald Trump.

No se conoce realmente cuál es la situación médica del presidente de Estados Unidos, desde el anuncio de que se había contagiado de coronavirus, ha caído una lluvia de informaciones contradictorias.

El sábado, el doctor Conley expuso ante los periodistas el diagnóstico oficial de Trump, decía estar «extremadamente feliz» con el progreso logrado por el presidente, sin embargo poco después fue corregido desde la Casa Blanca.

Un funcionario identificado por The Associated Press como el jefe de gabinete del presidente, Mark Meadows, dijo que, «los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas fueron muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas en términos de su atención. Todavía no estamos en un camino claro hacia una recuperación completa».

Esto ha generado un sinfín de teorías de la conspiración sobre el estado de salud del presidente de Estados Unidos.

El cineasta y activista de izquierdas Michael Moore llamó mentiroso a Trump desde su página en Facebook y le acusó de fingir su contagio para retrasar unas elecciones que va a perder.

En Twiitter sacaron a relucir un mensaje que predecía que en octubre Trump iba a anunciar un contagio de coronavirus para emerger milagrosamente curado 14 días después gracias al uso de la medicina contra la malaria que lleva promocionando desde hace meses.

En la misma línea, varios grupos señalan en redes sociales que esta es la jugada maestra de Trump para anunciar que ha superado la COVID-19 gracias a la nueva vacuna, lista antes de las elecciones, como había prometido.

Otros van más allá diciendo que lo que persigue Trump con su supuesto contagio es forzar que el vicepresidente Mike Pence le sustituya en el Gobierno y en la candidatura presidencial republicana, todo esto con el fin de que este pueda concederle a Trump un indulto general en un hipotético impeachment.

Por otra parte, hay quien defiende que todo esto no es más que un paripé de Trump para conseguir sacar adelante las propuestas que le han bloqueado los parlamentarios de ambas bancadas. Teoría que ganaba fuerza el sábado cuando Trump tuiteaba a gritos que “nuestro gran Estados Unidos de América quiere y necesita estímulo. Trabajad juntos y hacedlo».

Otra corriente conspiranoica que ha ganado fuerza en la última semana es la de que Trump habría infectado a propósito al candidato demócrata, Joe Biden, para alargar su tiempo en la Casa Blanca.

Pero además hay quienes señalan que fue Biden el que infectó a Trump, lo habría hecho durante el primer debate electoral o que los demócratas, en connivencia con China. Se habría contagiado deliberadamente para infectar al presidente pero antes los científicos chinos le habrían proporcionado un antídoto para recuperarse rápido de la enfermedad.

La verdad es que ahora mismo pocos pueden separar la realidad y de la ficción, son muchos los escenarios abiertos, uno de ellos es que Mike Pence se haga responsable de la presidencia y se retrasen las elecciones.

El huracán informativo y de desinformaciones ha llegado a niveles máximos, al punto de que ahora mismo muchos se preguntan: ¿Trump realmente tiene coronavirus?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído