La mujer quería comprar un zumo y no dudó en ir junto a su ‘mascota’

Una dominatrix tatuada pasea a un hombre atado y a cuatro patas por el supermercado

Las imágenes se hicieron virales en las redes sociales ante lo insólito de la situación

Una dominatrix tatuada pasea a un hombre atado y a cuatro patas por el supermercado
Una dominatrix pasea a un hombre atado PD

Una dominatrix demostró el control absoluto que tiene sobre su pareja.

La joven arrastró al hombre con una correa por el supermercado, mientras avanzaba a cuatro patas.

Pero la mujer capturada en la foto defendió todo el show y explicó que solo quería comprar una botella de zumo.

La inusual escena se volvió viral luego de que se publicara en Twitter una imagen de la pareja en una tienda naturista de Los Ángeles.

En la instantánea publicada en las redes sociales se puede ver a una mujer vestida con un atuendo escaso, transparente y de cuero y botas altas, paseando a un hombre a cuatro patas por la tienda. Él iba sujeto por una correa como si fuera un perro.

A pesar de su llamativo atuendo, la pareja siguió todas las normas y pautas de seguridad establecidas para evitar el contagio del coronavirus. Ambos llevaban máscaras faciales y mantenían la distancia de seguridad.

Tras el inusual paseo, la misteriosa dominatrix pronto fue rastreada para que explicara por qué decidieron dejarse ver así.

En declaraciones al Daily Dot, la mujer que se identificó como Lark, dijo que estaba comprando una bebida cuando se tomó la foto.

“Solo quería un poco de zumo”, aclaró.

“Salí con mi sumiso y mis amigos, íbamos grabando algunos videos cuando decidimos hacer unas compras. Paramos en Erewhon.

Había muchas cámaras y atención, pero la seguridad nos dejó pasar por el servicio de rápido y pagar por la costosa compra antes de, finalmente, pedirnos que nos fuéramos”.

La joven de 21 años negó las afirmaciones de que azotó al hombre o lo alimentó en un plato para perros.

“Todavía no tenía un cuenco para perros. Compramos uno después. Sí le azoté, pero no más de dos veces. Trató de tocar mi pierna demasiado arriba de mi muslo y no me gustó. No había niños cerca ni nada, pero por eso le di”, dijo Lark.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído