Afirma que la vacuna contra el Covid-19 estará disponible pronto, excepto para Nueva York

Trump reaparece en público y parece reconocer por primera vez que Biden podría sucederlo en la Casa Blanca

Aseguró que bajo su mandato el país no irá a un confinamiento, pese a la grave situación epidemiológica

Trump reaparece en público y parece reconocer por primera vez que Biden podría sucederlo en la Casa Blanca
El presidente Donald Trump. PD

A la fuerza ahorcan, que dice un viejo refrán español. Aunque con Donald Trump nunca se sabe.

Después de una constante negativa a reconocer su derrota electoral, el presidente de EE.UU. estuvo este 13 de noviuembre de 2020 lo más cerca de reconocer una próxima Administración de Joe Biden, al declarar que será el tiempo quien diga si él continuará o no gobernando el país.

Al referirse a la inminente autorización de una vacuna contra el coronavirus, Trump afirmó que bajo su mandato el país no irá a un confinamiento.

«Esta Administración no va a ir a un encierro», dijo desde la casa Blanca en sus primeros comentarios públicos tras una semana de silencio desde que el candidato demócrata fuese proyectado como ganador, recoge Reuters.

«Con suerte, pase lo que pase en el futuro, quién sabe qué gobierno será. Supongo que el tiempo lo dirá».

Los comentarios en son de duda por parte de Trump se producen luego de insistentes acusaciones suyas de supuesto «fraude electoral».

La última vez que declaró en público fue el 5 de noviembre, cuando afirmó que le habían «robado» las elecciones y que un recuento de votos «legales» mostraría que es él quien está ganando.

Desde entonces, el inquilino de la Casa Blanca se ha expresado en reiteradas ocasiones a través de Twitter para aducir que su equipo está adelantando acciones judiciales en distintos estados.

Los datos, entre tanto, parecen ser contundentes: esta misma jornada, las proyecciones dieron una mayor ventaja a Joe Biden, al acumular 306 votos electorales con su victoria en el estado de Georgia.

Mientras, el actual mandatario suma 232 votos electorales tras ganar en Carolina del Norte.

LA VACUNA DEL COVID

Donald Trump se mostró este viernes optimista sobre la nueva vacuna de Pfizer contra el covid-19, afirmando que «en cuestión de semanas» se empezará a distribuir entre los ancianos y grupos vulnerables. Simultáneamente, advirtió que la politización de la situación por parte del gobernador Andrew Cuomo retrasará los envíos al estado de Nueva York.

Durante una rueda de prensa desde la Casa Blanca, Trump manifestó que las vacunas «llegarán en unas pocas semanas», asegurando que las dosis están listas y que simplemente se espera por la aprobación para dárselas «de inmediato a las personas de alto riesgo». Sin embargo, todavía no se ha solicitado su uso de emergencia a la Administración de Alimentos y Medicamentos, ni Pfizer dispone de una gran reserva comercial, según AP.

La Administración Trump planea distribuir 20 millones de dosis en diciembre y luego 25 millones de dosis mensuales, estimando que estará disponible para todos los estadounidenses a partir de abril. Incluso, cree el mandatario, la velocidad de distribución podría ser mucho más rápida si se aprueban más vacunas.

No para Nueva York

«A partir de abril la vacuna estará disponible para toda la población en general, con excepción de lugares como el estado de Nueva York», subrayó Trump, para de seguidas explicar que esto se debe a «razones políticas».

«No haremos entregas a Nueva York hasta que tengamos autorización para ello. Me duele decir eso. El gobernador Cuomo tendrá que avisarnos cuando esté listo, porque de lo contrario no podemos suministrar la vacuna a un estado que no se lo entregará a su gente de inmediato», agregó el presidente, lamentando que Cuomo «no confía en el origen de la vacuna».

Cuomo responde

Poco después de las declaraciones del jefe de la Casa Blanca, el gobernador dijo en declaraciones a CNN que «nada de lo expuesto por Trump es cierto» y que lo que busca es intentar «intimidar a los gobernadores».

Cuomo respondió que «en primer lugar, afortunadamente», Trump «no estará aquí» en abril para manipular la distribución de vacunas. «En lo que los estadounidenses no confían es en el presidente Trump», agregó señalando que cerca de la mitad del pueblo estadounidense está preocupado «de que el proceso de aprobación de la vacuna se politizó para servir a Trump durante su campaña».

Uno de sus asesores también sostuvo que Cuomo en realidad «está luchando para garantizar que las comunidades más afectadas» reciban el antígeno en Nueva York, recogen medios locales.

«Trump falló con su respuesta a la pandemia, mintió a los estadounidenses y fue despedido por los votantes por su incompetencia», afirmó por su parte el asesor Rich Azzopardi.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído