14 policías resultaron heridos y se produjeron medio centenar de detenciones

Sube a cuatro la cifra de muertos durante el asalto al Congreso de miles de exaltados jaleados por Trump

George W. Bush, el único presidente vivo del Partido Republicano, el mismo al que pertenece Trump, califico de 'bananero' lo ocurrido

Sube a cuatro la cifra de muertos durante el asalto al Congreso de miles de exaltados jaleados por Trump
Partidarios de Trump asaltan el Capitolio de EEUU. PD

Un bochorno y sangriento.

Lo que iba a ser una mera formalidad en el Congreso de Estados Unidos, que ratificara el resultado de las elecciones del 3 de noviembre y certificara que Joe Biden será el próximo ocupante de la Casa Blanca, se transformó en una jornada de violencia y de violación de la legalidad como ese país no había visto en sus casi dos siglos y medio de existencia.

Miles de seguidores de Donald Trump, que se niega a acatar el resultado de las urnas e insiste en que los demócratas han hecho trampas, asaltaron el Congreso y forzaron la evacuación de los legisladores y del vicepresidente, Mike Pence, que presidía la sesión.

Las salas y oficinas del Legislativo fueron asaltadas. Cuatro personas han muerto: una mujer que recibió un disparo letal de la Policía y otras tres personas que fallecieron por urgencias médicas.

Asimismo, las autoridades han informado de 14 policías heridos y 52 detenciones.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, extendió durante quince días más el estado de emergencia pública en la capital, hasta después de la investidura del presidente electo, Joe Biden, prevista para el 20 de enero de 2021.

Contee aseguró además que las autoridades encontraron y desactivaron dos bombas caseras en las inmediaciones de las sedes de los comités nacionales (secretariados) de los partidos demócrata y republicano (DNC y RNC, respectivamente).

También hallaron un vehículo en el terreno del Capitolio donde había un rifle y hasta diez cócteles molotov, informó la cadena CNN.

Un manifestante partidario de Trump, durante el asalto al Capitolio.

George W. Bush, el único presidente vivo del Partido Republicano, el mismo al que pertenece Trump, califico de ‘bananero’ lo ocurrido y en un comunicado muy duro calificó de «insurrección» el asalto al Congreso que, dijo, «ha sido llevado a cabo por personas cuyas pasiones han sido encendidas por falsedades y falsas esperanzas».

Durante más de dos horas, Trump guardó silencio. El Ejecutivo, que él controla, no hizo nada por impedir el asalto al edificio.

Solo cuando la algarada llevaba más de tres horas, el presidente saliente colgó un mensaje en Twitter en el que insta a sus seguidores irse a casa.

Lo hace Trump insistiendo en la acusación de fraude:

«Tuvimos una elección y nos la robaron. Fue una elección en la que arrasé. Y todo el mundo lo sabe, sobre todo los del otro bando».

Tres horas de asalto

El asalto al Congreso se produjo cuando ambas cámaras celebraban una sesión para corroborar la victoria electoral de Biden en las elecciones de noviembre pasado.

Trump había instado a sus aliados a interferir en ese proceso y a su vicepresidente, Mike Pence, a arrogarse un poder que no le otorga la Constitución, y arengó a sus simpatizantes a que siguieran luchando durante un mitin por la mañana en Washington.

Partidarios de Trump, asaltan el Capitolio de EEUU.

Los seguidores del presidente se dirigieron luego al Capitolio y entraron por la fuerza en el edificio. En su ataque, los manifestantes rompieron ventanas y abrieron puertas a la fuerza hasta superar a la Policía del Capitolio, que asegura las instalaciones del Legislativo.

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos en la escalinata del edificio, pero decenas de personas consiguieron entrar a los salones de plenos de la Cámara de Representantes y del Senado, mientras los legisladores eran evacuados de emergencia, así como el vicepresidente Mike Pence.

Las autoridades consiguieron desalojarlos más de tres horas después, en las que vandalizaron el lugar.

Partidarios de Trump asaltan el Capitolio.

Al tiempo que se producía el asalto, Trump tuiteó: «Pido a todos los que están en el Capitolio que se mantengan pacíficos. ¡Sin violencia! Somos el partido de la ley y el orden. Respeten la ley y a nuestros hombres y mujeres (policía) en Azul».

Tras alrededor de una hora de caos, centenares de manifestantes que se habían concentrado alrededor del vetusto edificio de mármol del Capitolio comenzaron a abandonar lentamente la zona de origen de las tensiones.

No obstante, todo el Distrito de Columbia fue puesto en toque de queda y se activaron varias unidades de reservistas de la Guardia Nacional y fuerzas de seguridad federales para garantizar la seguridad.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído