Los demócratas acusan al mandatario de haber alentado el asalto al Capitolio en Washington que dejó cinco muertos

El Congreso de EEUU debate sobre si avanzar o no en el ‘impeachment’ a Donald Trump

La aprobación de la acusación marcaría la apertura formal del proceso de juicio político contra el 45° presidente estadounidense

El Congreso de EEUU debate sobre si avanzar o no en el ‘impeachment’ a Donald Trump
Donald Trump PD

Estados Unidos sigue viviendo un terremoto políticos a pocos días de la salida de Donald Trump de la Casa Blanca.

El Congreso inició este miércoles 13 de enero los debates sobre la apertura de un nuevo juicio político al presidente, señalado de haber alentado el asalto al Capitolio en Washington que dejó cinco muertos.

La aprobación de la acusación marcaría la apertura formal del proceso de juicio político contra el 45° presidente estadounidense, que se convertirá en el primero en la historia del país en ser procesado dos veces en el Congreso.

En sus primeras declaraciones a la prensa después de la convulsión de la semana pasada, Trump dijo que un nuevo impeachment en su contra sería “absolutamente ridículo” y afirmó que despertará “una inmensa ira” en todo el país.

La Cámara de Representantes lo acusó por primera vez en diciembre de 2019 por presionar al presidente ucraniano Volodimir Zelensky para que investigara por presunta corrupción a Hunter Biden, hijo del presidente electo.

Trump fue finalmente absuelto en febrero de 2020 por el Senado, donde el Partido Republicano tenía mayoría.

Si el juicio comenzara antes del 20 de enero, cuando asume Biden, la Constitución permitiría que se resolviera muchos meses después de la salida de Trump de la Casa Blanca. Y el resultado no sería puramente simbólico.

En 1876, durante la presidencia de Ulysses Grant, la Cámara de Representantes aprobó un impeachment contra William Belknap, secretario de Guerra, el mismo día en que este presentó su renuncia.

El Senado lo enjuició meses después, a pesar de los reclamos de sus defensores, que argumentaban que no podía hacerlo porque ya no ocupaba el cargo. Si bien la mayoría votó por condenarlo, no alcanzó el umbral necesario, así que Belknap fue absuelto.

“Una de las motivaciones para abogar por el impeachment es evitar que Trump vuelva a ocupar el cargo”, manifestó Pelosi. Con una condena en contra, el Senado podría luego votar para inhabilitar a Trump a volver a ejercer la función pública, impidiéndole presentarse nuevamente a la presidencia en 2024, como esperan sus seguidores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído