EEUU descubre al fanático, que está ya en en sus manos

Este musulmán nacionalizado canadiense es la misteriosa voz detrás de los videos de decapitaciones del ISIS

Mohammed Khalifa, de 38 años, dirigió el brazo mediático en inglés del Estado Islámico, cuya producción incluía videos, declaraciones de audio y una revista en línea

Este musulmán nacionalizado canadiense es la misteriosa voz detrás de los videos de decapitaciones del ISIS
Mohammed Khalifa. PD

Lo tienen a buen recaudo. Y le va a caer la del pulpo.

Un canadiense que los fiscales estadounidenses alegan que está detrás de influyentes vídeos de propaganda en inglés para el Estado Islámico ha sido llevado a Virginia para ser procesado.

Mohammed Khalifa, de 38 años, fue capturado por las fuerzas kurdas en Siria en 2019. En ese momento, según los fiscales, llevaba seis años en el Estado Islámico. Comenzó como combatiente, según los documentos judiciales, antes de involucrarse en la traducción y difusión de propaganda en inglés.

En última instancia, dirigió el brazo mediático en inglés del ISIS, según los fiscales, cuya producción incluía vídeos, declaraciones de audio y una revista en línea.

Los fiscales dicen que Khalifa narró más de una docena de vídeos de reclutamiento del ISIS, incluidos dos de los esfuerzos más influyentes del grupo para atraer a los occidentales: “Flames of War: Fighting Has Just Begun”, en 2014, y “Flames of War II: Hasta la hora final”, en 2017.

En los vídeos, según las actas judiciales, Khalifa animaba a sus seguidores a intentar unirse al Estado Islámico en el extranjero o, si no podían, a lanzar ataques en sus países de origen. Uno de los vídeos incluía una grabación de voz del hombre que declaró su lealtad al ISIS antes de cometer una masacre en el club nocturno Pulse de Orlando en 2016.

Otros mostraban brutales ejecuciones, entre ellas la de prisioneros sirios que fueron obligados a cavar sus propias tumbas y la de un piloto jordano quemado vivo.

“Como se alega, Mohammed Khalifa no sólo luchó por el ISIS en el campo de batalla en Siria, sino que también fue la voz detrás de la violencia”, dijo en un comunicado Raj Parekh, el fiscal federal en funciones del Distrito Este de Virginia, que también es uno de los fiscales que lleva el caso.

“Khalifa promovió el grupo terrorista, impulsó sus esfuerzos de reclutamiento en todo el mundo y amplió el alcance de los vídeos que glorifican los horribles asesinatos y la crueldad indiscriminada del ISIS”.

Khalifa, nacido en Arabia Saudí, también se encargaba de traducir el material del árabe al inglés, según los fiscales.

Se le acusa de conspiración para apoyar a una organización terrorista extranjera con resultado de muerte. Si es declarado culpable, se enfrenta a una pena de cadena perpetua.

Es el segundo caso relacionado con el brazo propagandístico del Estado Islámico que se presenta recientemente ante el tribunal federal de Alexandria (Virginia), donde se juzgan muchos casos de terrorismo internacional de alto nivel. Parekh y el fiscal adjunto Dennis Fitzpatrick también están llevando el caso contra dos hombres acusados de ayudar a matar a rehenes estadounidenses y británicos en nombre del Estado Islámico, ejecuciones que aparecieron en horripilantes vídeos de propaganda. Uno de los dos se declaró culpable el mes pasado; el otro irá a juicio el año que viene.

Cuando se publicaron los vídeos “Flames of War”, las autoridades estadounidenses no tenían ni idea de quién era el narrador; el FBI solicitó la ayuda del público para identificarlo en 2015. Tras su captura, Khalifa se identificó ante múltiples medios de comunicación como el misterioso propagandista.

En una entrevista con la Canadian Broadcasting Corp. tras su captura, Khalifa dijo:

 “Tenía una vida normal en Canadá, me iba muy bien, y decidí renunciar a ella sabiendo… lo que estaba sacrificando en el proceso. Fue una decisión que tomé, y me atuve a ella”.

Según la CBC, Khalifa era un especialista en tecnología de la información en Toronto cuando se unió al Estado Islámico. Dijo que él mismo se radicalizó gracias a los vídeos de propaganda, unos narrados por Anwar al-Awlaki, un ciudadano estadounidense que se unió a Al Qaeda y murió en un ataque de un avión no tripulado de Estados Unidos en Yemen en 2011.

“Vine aquí a luchar en la yihad no sólo para defender a los sirios, sino porque es una obligación luchar contra los tiranos, apartarlos del poder e instaurar la sharia, todo ello con el objetivo de restablecer el califato islámico”, escribió en un correo electrónico a un familiar cercano justo después de salir de Canadá, según los registros judiciales.

Amarnath Amarasingam, investigador canadiense sobre extremismo en la Universidad de Queen, fue el primero en identificar a Khalifa como la voz de los violentos vídeos del ISIS.

La gente dijo que estaba loco, recuerda Amarasingam, cuando dijo que el hombre que se hacía llamar Abu Ridwan al-Kanadi sonaba “claramente como la gente con la que crecí en Toronto”.

Ahora, Amarasingam dice que espera saber si Khalifa ocupaba algún puesto superior en el Estado Islámico más allá de ser productor de propaganda en inglés.

“Es una persona importante, en el sentido de que, siempre que los occidentales interactuaban con los medios de comunicación del ISIS, las afirmaciones del ISIS, la radio del ISIS, él era la voz que escuchábamos”, dijo Amarasingam. “También fue con el ISIS a los últimos reductos”.

Mientras el Estado Islámico se derrumbaba en 2018, Khalifa dijo a los agentes del FBI, que se le ordenó huir, pero optó por quedarse y luchar.

En un tiroteo con las Fuerzas Democráticas Sirias en enero de 2019, su AK-47 se atascó y se rindió.

Los registros judiciales no indicaron si Khalifa tiene un abogado.

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído