Mundo
La policía griega en plena la batalla campal con los manifestantes de Atenas. EP