La mandó instalar durante la presidencia francesa de la UE

Un medio galo critica a Sarkozy por gastar 250.000 euros en una ducha

El elevado coste ha provocado un encendido cruce de declaraciones entre los diferentes partidos

El ministro de Presupuesto ha precisado que ese importe correspondió a la instalación de varias duchas, baños y salones durante la cumbre del Mediterráneo

Una nueva polémica rodea al jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy. Según el medio galo Mediapart, ‘Sarko’ se hizo instalar una ducha privada valorada en casi 250.000 euros en el Grand Palais durante la Presidencia gala de la Unión Europea en 2008. Sin embargo, finalmente decidió ir a ducharse al Eliseo (a unos 10 minutos del lugar) y la ducha nunca fue utilizada.

«Sería escandaloso si fuera verdad, ¡pero es falso!», ha replicado el ministro de Presupuesto Eric Woerth, quien ha precisado que ese importe correspondió a la instalación de varias duchas, baños y salones durante la cumbre del Mediterráneo, celebrada en julio de 2008.

El informe del Tribunal de Cuentas sobre los dispendios durante la presidencia gala de la UE, indica que la presidencia costó 171 millones. El elevado coste ha provocado un encendido cruce de declaraciones entre los diferentes partidos. Según los medios galos, se trata de una de las presidencias más caras de la historia.

El diputado socialista René Dosière fue el primero en expresar su «escándalo» por los «gastos increíbles, insoportables e inaceptables».

UNA CUMBRE MILLONARIA

El parlamentario, uno de los que recibió el informe del Tribunal de Cuentas, denunció en particular el coste elevado de la ducha instalada en el Gran Palais parisiense con motivo de la cumbre fundadora de la Unión por el Mediterráneo de julio de 2008, el acto que abrió la Presidencia francesa de la UE.

El Tribunal de Cuentas cuenta en su informe:

«Por su amplitud, el carácter irregular de los procedimientos seguidos y su impacto masivo para las finanzas públicas, esta cumbre constituirá una forma de récord.»

Aquel encuentro, que reunió a jefes de Estado y de Gobierno de las dos orillas mediterráneas, habría costado, en total, 16,6 millones de euros, según Le Monde.

LA CENA DE UN MILLÓN DE EUROS

En la cumbre, se dispensaron 400.464 euros en mobiliario, 194.977 en jardinería y 91.456 euros en moqueta. A instalación, limpieza y desmontaje se habrían destinado 4,3 millones. Además, se ofreció una cena que costó más de un millón de euros.

El diputado aseguró:

«Cada cubierto salió por 5.050 euros por persona. El presidente pide a los franceses que se aprieten en cinturón y paga con el dinero del contribuyente una cena que cuesta cinco veces el salario mínimo por persona. Es intolerable.»

Dosière se ha convertido en uno de los paladines de la transparencia en el gasto del dinero público y, desde hace meses, publica en su blog cómo emplea los 6.000 euros de atribución parlamentaria.

EL PARTIDO GUBERNAMENTAL SE DEFIENDE

La virulencia del diputado socialista fue respondida por el portavoz del partido gubernamental Unión por el Movimiento Popular (UMP), Fréderic Lefebvre, quien acusó a Dosière de ocultar datos a la opinión pública para convertir en escandalosos los gastos de la Presidencia de la UE. Según Lefebvre, Francia tuvo que organizar con urgencia la cumbre de la Unión por el Mediterráneo, lo que elevó el coste al obligar a movilizar en poco tiempo grandes estructuras.

Señaló que los 250.000 euros a los que se refería Dosière incluían la instalación de ocho salones, con baño incluido, destinados a jefes de Estado. El portavoz de la UMP aseguró que la Presidencia francesa de la UE tuvo, de forma global, un coste similar al de la alemana. (AGENCIAS)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído