Grecia emite más deuda a la espera de concretar el sistema de rescate

Grecia emite más deuda a la espera de concretar el sistema de rescate
. Agencia EFE

Pese a la incertidumbre y la desconfianza de los mercados sobre su capacidad de hacer frente a su grave crisis financiera, el Gobierno griego lanza hoy una nueva emisión de letras del tesoro por valor de 1.500 millones de euros, a la espera de las conversaciones que deben concretar el mecanismo de ayuda europeo.

Las autoridades financieras esperan que esas letras, que se espera sean adquiridas principalmente por bancos griegos, sean colocadas a un tipo de interés anual del 4 por ciento, cuando reina una atmósfera de pesimismo.

La semana pasada, Grecia logró 1.564 millones de euros por títulos de seis meses y de un año con un tipo de interés de 4,55 y 4,85 por ciento, respectivamente.

La nueva emisión de letras a tres meses se pone en marcha un día después de que la prima de riesgo de los bonos griegos a 10 años respecto al referente alemán cerrará entorno a los 450 puntos básicos, en una jornada en la que alcanzó un pico de 480, hasta un tipo de interés de casi 7,70 por ciento.

Este diferencial significa que Grecia debe pagar por su financiación en los mercados internacionales un interés muy superior al que paga Alemania, cuya deuda pública funciona como referente.

Al mismo tiempo, la bolsa de valores de Atenas cerró ayer con una caída del 2,56 por ciento debido al nerviosismo que despertó en los mercados el retraso de la llegada de los expertos internacionales para iniciar conversaciones sobre el mecanismo de rescate diseñado por la eurozona.

Una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) consiguió llegar ayer a Atenas y se está a la espera de los equipos de expertos de la Comisión Europea (CE) y del Banco Central Europeo (BCE), si la nube de cenizas lanzada por un volcán islandés les permite volar el miércoles.

El Gobierno griego convocó la semana pasada a estas delegaciones para discutir los aspectos técnicos y las condiciones para acceder a la ayuda de 30.000 millones puesta a disposición por los países de la eurozona, y a los 15.000 que podría aportar el FMI.

Pese al apoyo expresado a Grecia por los socios de la moneda única, los mercados siguen desconfiando de la capacidad de Grecia de pagar su deuda.

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, declaró ayer que Grecia «atraviesa uno de los periodos más críticos de los últimos 35 años» y culpó al anterior Gobierno conservador de la situación actual en que «el país y su economía están bajo observación y bajo el control del FMI, del BCE y de la UE».

Papandréu añadió que «sin el mecanismo de ayuda aprobado el 25 de marzo, estaríamos ya bajo el FMI y sin red de protección europea».

Afirmó que «si el interés del país dicta que hagamos uso de ese mecanismo, lo haremos sin titubear».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído