E.ON gana un 7% menos en el primer trimestre por el impacto de las desinversiones en EEUU

La compañía energética alemana E.ON concluyó los tres primeros meses de 2010 con un beneficio neto de 2.500 millones de euros, lo que supone un retroceso del 7% respecto al mismo periodo del año anterior, informó la compañía, que sufrió el impacto de amortizaciones relacionadas con la venta de activos en EEUU.

Sin tener en cuenta elementos extraordinarios, el beneficio ajustado de la compañía germana alcanzó los 2.100 millones de euros, un 16% por encima del resultado del primer trimestre de 2009.

La cifra de negocio de la ‘utility’ alemana alcanzó los 26.000 millones de euros, un nivel similar al alcanzado hace doce meses, aunque E.ON destacó el significativo incremento de sus ingresos en Reino Unido.

«No obstante, en vista de la continuada crisis financiera y económica y en previsión de una mayor volatilidad en 2010 que en 2009, E.ON mantiene una aproximación conservadora de cara al conjunto del ejercicio», señaló la compañía, que espera obtener una mejora de entre el 0% y el 3% en su resultado neto de explotación ajustado y mantener el beneficio ajustado en línea con el resultado de 2009.

El nuevo consejero delegado de E.ON, Johannes Teyssen, destacó que la compañía alemana ha comenzado el año fiscal 2010 «extraordinariamente bien» y apuntó que el resultado neto de explotación ajustado de E.ON en nuevos mercados, que agrupa a Rusia, Italia España y el segmento de renovables, aumentó un 55%, hasta 246 millones de euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído