Los obispos denuncian que se «ridiculice» a todos los sacerdotes por los «comportamientos inmorales» de una minoría

Los obispos de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS) han denunciado, con motivo de la 44 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará mañana domingo, que los profesionales del Periodismo releguen a la páginas de sucesos o «ridiculicen en series de ficción» a los más de 400.000 sacerdotes que hay en España por los «comportamientos inmorales y delictivos de una minoría infiel».

Además, se han quejado de la «parcialidad» con la que es tratada «con frecuencia» la figura y misión del sacerdote, de la que los medios hablan «faltando a la verdad e injustamente». «La heroica y fiel trayectoria de santidad y entrega a los demás de la inmensa mayoría del clero no puede quedar oscurecida», ha sentenciado.

No obstante, han lamentado «con mucho dolor» el daño producido y se han solidarizado con las víctimas a quienes hay que acompañar «con más claridad y justicia». De esta forma se han expresado en su mensaje ante la 44 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará mañana bajo el lema ‘El sacerdote y la pastoral en el mundo digital: los nuevos medios al servicio de la Palabra’.

Según afirman, con esta premisa, el Papa quiere destacar la «gran» misión que tiene el sacerdote en el nuevo mundo de las comunicaciones sociales que han surgido de las modernas tecnologías y consideran que en este «nuevo escenario» su tarea principal es «anunciar a Cristo, la Palabra de Dios hecha carne, y comunicar la multiforme gracia divina que salva a las personas mediante los Sacramentos».

En esta misma línea han animado a los sacerdotes y fieles, «especialmente a los padres, educadores y catequistas, a los más jóvenes y ‘nativos’ de la Red», a que se adentren por estos nuevos caminos del «mundo digital, poniendo con creatividad y audacia apostólica todas las nuevas tecnologías de la comunicación al servicio del anuncio de Jesucristo».

DEBER DE LOS FIELES DE AYUDAR A LA IGLESIA

Por otro lado, han explicado que para lograr ese objetivo apostólico «de un mayor espacio para Dios en la sociedad actual», hay que trabajar para alcanzar, también, un mayor espacio para los medios en la propia Iglesia, a escala nacional, diocesana y parroquial.

«Pero no basta sólo con encomiables consideraciones teóricas sobre los medios, sino sobre todo con un mayor esfuerzo práctico en proyectos y realizaciones, con la imprescindible y generosa aportación económica de los fieles, que han de ver también en esta tarea pastoral su deber de ayudar a la Iglesia en sus necesidades», han apuntado.

Ante esta visión «positiva» del mundo de las comunicaciones, los obispos han subrayado que hay que ser «conscientes» de que las innovaciones tecnológicas suponen también «cambios de valores» y ésto se nota en «componentes esenciales de lo humano».

«Constatamos que un inadecuado y abusivo uso de los modernos medios está produciendo, especialmente en los más jóvenes, la pérdida de interioridad que lleva a ignorar la dimensión espiritual y trascendente de la persona», han apostillado, al tiempo que han añadido que existe «una predominante tendencia al anonimato, al espectáculo y a la excitación de los sentimientos, así como a la sustitución de la verdad por la opinión en un creciente relativismo».

Por todo ello, han indicado que la tarea de cada creyente que trabaja en los medios de comunicación es «allanar el camino a nuevos encuentros asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y a sus verdaderas necesidades» y han elogiado al periodista Manuel Lozano Garrido, a quien beatificarán el próximo 12 de junio, por destacar «como un gran comunicador cristiano, anunciando a Jesucristo a través de los medios».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído