Moscú y Bruselas avanzarán la negociaciones de exención visados y un acuerdo marco

Moscú y Bruselas avanzarán la negociaciones de exención visados y un acuerdo marco
. Agencia EFE

Rusia y la Unión Europea (UE) se proponen avanzar en sus negociaciones sobre exención de visados y la firma de un nuevo acuerdo marco durante la cumbre que tendrá lugar el lunes y martes en la ciudad rusa de Rostov del Don.

Esta será la primera ocasión en la que el jefe del Kremlin, Dmitri Medvédev, reciba a los nuevos líderes de los Veintisiete ungidos tras el Tratado de Lisboa: el presidente de la UE, Herman Van Rompuy, y la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

«El formato estable de la delegación de la UE nos permite pensar que la UE será más consecuente a la hora de poner en marcha lo que se acuerde durante la cumbre», aseguró Alexandr Grushko, viceministro de Exteriores ruso, en rueda de prensa.

El diplomático adelantó que uno de los asuntos que copará la agenda de la cumbre será «la elaboración del acuerdo marco que debe sustituir al actual de asociación y cooperación».

La guerra rusogeorgiana de agosto de 2008 enturbió las relaciones y retrasó las negociaciones, razón por la que Rusia se centró estos dos últimos años en promover sus relaciones bilaterales con su principales socios comerciales, como Alemania u Holanda.

«A grandes rasgos, la columna vertebral del acuerdo ya existe. Hemos consensuado algunos artículos. Los mayores progresos se han logrado en materia de asuntos de Justicia e Interior, donde hemos alcanzado un 90 por ciento de entendimiento», comentó.

También se han producido avances en la realización del proyecto sobre los cuatro espacios de cooperación: económica; libertades, seguridad y justicia; seguridad exterior; investigación científico y educación.

Grushko reconoció algunos retrasos en las negociaciones comerciales, debido a la decisión de Rusia de ingresar en la OMC como parte de una Unión Aduanera (UA) junto a Kazajistán y, posiblemente, Bielorrusia.

Esta semana, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, aseguró que el nuevo espacio económico común rusokazajo entraría en vigor a partir del 1 de julio, tras lo que ambos países coordinarían la entrada en la OMC.

Según los expertos, la decisión de Moscú de ingresar en esa organización en el marco de la UA dilatará considerablemente el proceso, lo que retrasará también la firma del acuerdo marco, ya que Bruselas acusa invariablemente a Moscú de proteccionismo.

En todo caso, el asunto que centra mayor interés es el de la exención de visados, demanda que Moscú plantea desde hace siete años a Bruselas.

«Rusia espera que la cumbre de Rostov produzca algún avance con vistas a un régimen libre de visados», dijo Grushko.

El propio Medvédev, aseguró recientemente que si la UE atiende las peticiones rusas, Moscú estaría dispuesto a eximir enseguida de visado a los ciudadanos comunitarios.

No obstante, según comentó una fuente comunitaria a la agencia oficial Itar-Tass, las posturas no son cercanas, lo que ha llevado a Moscú a acusar a la UE de ser rehén de la postura antirrusa de los nuevos miembros.

«Ni Rusia, ni la UE están dispuestas a eliminar, mañana mismo, la necesidad de visados», dijo la fuente, que tachó de «estrictos y prohibitivos» los trámites existentes en Rusia para la expedición de visados.

Según los datos de la Comisión Europea, 3,6 millones de rusos obtuvieron visados comunitarios en 2008, mientras sólo 1,8 europeos recibieron visados en este país, cuando la población de la UE es 3,5 veces mayor que la rusa.

Con el fin de solventar estas disparidades, la UE propone que Rusia adopte los pasaportes con datos biométricos, mejore los procedimientos de control aduanera y cree un sistema de intercambio de información con la Interpol sobre documentos extraviados.

El diplomático ruso también destacó la importancia que ambas partes otorgarán al lanzamiento de un nuevo Programa de Asociación para la Modernización, que se enmarca dentro del plan lanzado por el Kremlin para atraer innovación tecnológica a Rusia.

Rusia y la UE firmarán en Rostov un acuerdo de defensa de información clasificada, mientras Bruselas ha expresado su intención de financiar programas de reforma del sistema judicial y la lucha contra la corrupción en este país.

Aunque la cumbre tendrá un cariz claramente económico y se hablará sobre la necesidad de coordinar las estrategias de salida de la crisis, no se eludirán asuntos como Irán, Oriente Medio, así como Georgia y Moldavia.

La UE informó esta semana de que el déficit comercial de los Veintisiete en relación a Rusia se redujo un 32 por ciento el pasado año hasta quedar en 49,7 millones, debido a la caída de los precios de los hidrocarburos.

Rusia, el tercer socio comercial europeo tras China y Estados Unidos, supone el 6% de las exportaciones de la UE y el 10% de sus importaciones.

El 75 por ciento de las exportaciones rusas a la UE consisten en hidrocarburos, mientras el 85 por ciento de las exportaciones europeas a Rusia son productos manufacturados, como medicamentos, aviones, automóviles y teléfonos móviles.

En cuanto a las inversiones de la UE en Rusia en 2009, éstas fueron negativas, cuando en 2008 habían ascendido a 25.600 millones de euros.

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído