Un belga es acusado de violar y sobornar a su hija

Un belga de cincuenta años acusado de violar reiteradamente a su hija ha justificado su delito aduciendo que esos abusos eran «algo normal».

El acusado, cuya causa se ha empezado a instruir hoy en el Tribunal correccional de Amberes (norte de Bélgica), está acusado además de haber pagado entre 300 y 400 euros mensuales a su hija para que se comportará en las relaciones sexuales de forma «más complaciente», ha informado la Agencia Belga.

El acusado se ha justificado ante el juez de instrucción con la afirmación que la hija «aceptaba cada uno de los encuentros». Los abusos, que presuntamente se prolongaron a lo largo de años, han sido calificados de «repugnantes» por la Fiscalía, que ha acusado al presunto violador de «tratar a su hija como a una prostituta».

La defensa ha reclamado la absolución del hombre alegando que no se puede demostrar que las relaciones no fueran consentidas y ha pedido que el tribunal tenga en cuenta que su cliente ha aceptado someterse a tratamiento psicológico.

El Ministerio Público le ha recriminado siguiera haber sugerido que «una hija pueda consentir relaciones sexuales con su padre». El tribunal se pronunciará con una sentencia sobre el caso el próximo 12 de julio.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído