Kosovo. Aralar: «El Estado español, como descendiente de un imperio, ha quedado atrás»

El coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, considera que la declaración del Tribunal Internacional de La Haya avalando la independencia de Kosovo es «un paso de normalización en Europa», ante el cual «una vez más, el Estado español, como descendiente de un imperio que es, ha quedado atrás». «Junto con Rusia, nada más», subrayó, aludiendo a que ésta y España son de los pocos estados que no han reconocido al nuevo país balcánico.

Zabaleta explicó a Servimedia que «la voluntad de los kosovares ha sido atendida» por el Tribunal y «es una buena noticia para Europa y para todos los europeos, incluidos los serbios, que, aunque ahora han reaccionado en contra, lo aceptarán sin duda ninguna en el futuro».

Subrayó que «las independencias que se han declarado» en los últimos años han permitido «la conformación de una nueva Europa, la Europa de Bielorrusia, Eslovaquia y Eslovenia».

En ese sentido, reivindicó que la autodeterminación es «un derecho actual, humano, reconocido internacionalmente y en virtud del cual se está construyendo Europa», pues por él los estados ceden soberanía a la UE. «No es una cosa antigua, sino diaria, muy seria y de mucho futuro», aseguró.

El coordinador de Aralar admitió que la afirmación del fallo de La Haya de que sólo son ilegítimas las independencias conseguidas con violencia es «una consideración importante», pero advirtió de que «la jurisprudencia europea tiene que irse perfeccionando», porque el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo se negó «sin ningún tipo de razonamiento» a admitir a trámite la defensa del llamado Plan Ibarretxe.

Para Zabaleta, «existe una contradicción» entre la Corte de La Haya, perteciente a Naciones Unidas, y la de Estrasburgo, mucho más cuando el proyecto de Estatuto vasco «no era una declaración de independencia sino sólo una reclamación del derecho a decidir», que podía dar lugar a la independencia o a su rechazo, como ocurrió en el caso de Baviera.

El coordinador de Aralar desmintió que el derecho de autodeterminación pueda aplicarse igualmente a ciudades, barrios o incluso calles. Remitiéndose al lema de la manifestación de Barcelona contra la sentencia del TC sobre el Estatuto catalán, Zabaleta aseveró que «la autodeterminación es un derecho de las naciones», y que éstas son «las que cumplen con la definición de ese concepto» y aquéllas donde «la voluntad de la gente así lo desea».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído