La Policía rusa mata a dos presuntos terroristas implicados en el atentado contra una central hidroeléctrica

La Policía rusa mató este domingo a dos hombres presuntamente implicados en el atentado con bomba perpetrado contra una central hidroeléctrica de la república norcaucásica rusa de Kabardino-Balkaria, en el que murieron dos vigilantes y en el que participaron al menos seis terroristas, según informó un portavoz policial.

«Los criminales, que conducían un automóvil Volga, ofrecieron resistencia armada y fueron eliminados», señaló el portavoz en declaraciones recogidas por la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

Agregó asimismo que a los milicianos abatidos, Orshokdugov y Seyunov, les fueron incautadas armas y munición y que formaban parte de una lista de buscados por su implicación en una serie de crímenes graves, incluido el atentado de la planta de Baksan.

El ministro de Interior ruso, Rashid Nurgaliyev, achacó el ataque a la escasez de medidas de seguridad de la planta, pues la ésta carecía de cámaras de vigilancia, y afirmó que dos de los oficiales de seguridad estaban dormidos fuera de sus puestos cuando se produjo el ataque, lo que contribuyó a que fueran asesinados con facilidad.

En este sentido, el presidente ruso, Dimitri Medvedev, amenazó el jueves con destituir a altos cargos de seguridad y de empresas si se producen nuevos atentados contra instalaciones energéticas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído