La CE pide más inversión en I+D+i pese a la crisis para ganar competitividad

La Unión Europea debe hacer un esfuerzo e invertir más en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) pese al recorte del gasto necesario para afrontar la crisis, si no quiere perder competitividad en la escala internacional ante economías emergentes como la china, la india o la brasileña, según ha dicho el vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani.

En su opinión, llamar a los Estados miembros a reducir el gasto público y abogar por una mayor inversión en I+D+i «no está en contradicción». «No podemos pedir a los Estados miembros únicamente que frenen el déficit público y la deuda. Tenemos que trabajar también de cara al crecimiento y al desarrollo. Se puede invertir más fondos en I+D+i porque es básico para el desarrollo industrial y empresarial europeo», ha insistido.

Es el mensaje defendido por el vicepresidente Tajani junto a la comisaria de Investigación, Innovación y Ciencias, Máire Geoghegan-Quinn, en la presentación de la nueva estrategia con la que pretenden fortalecer la I+D europea y que han bautizado como la ‘Unión de la Innovación’.

Geoghegan-Quinn ha resumido las claves de este plan en tres puntos: establecer una «base científica de orden mundial», favorecer el uso «coherente» de la participación pública para estimular al sector privado y actuar con un «esfuerzo coordinado y determinado para acabar con los obstáculos que impiden que las ideas lleguen al mercado».

«Europa aún no tiene una cultura de la innovación como la tiene Estados Unidos, mientras que China e India están adquiriéndola», ha alertado la comisaria, para reclamar un marco europeo en este campo que «favorezca el crecimiento y vaya en contra de la crisis».

La asociación entre todos los actores, desde las instituciones públicas hasta las empresas, es también clave para «reducir la fragmentación» de los proyectos y «evitar la multiplicación de los costes», según ha explicado Tajani. El vicepresidente ha apostado por potenciar la «calidad más que la cantidad» de los proyectos para no perder terreno en la competición internacional.

Por ello, Bruselas apuesta por crear «asociaciones europeas para la innovación» entre todas las partes (europeas, nacionales y regionales, y públicas y privadas) para objetivos «bien definidos» con los que la UE quiere tener liderazgo mundial. Bruselas aportará los fondos iniciales para tratar de atraer otras fuentes de financiación.

El primer intento será un proyecto piloto sobre «el envejecimiento activo» en 2011, cuyo objetivo es aumentar en dos años «la vida con salud» de los ancianos europeos.

La Comisión también plantea medidas para mejorar el acceso a los fondos disponibles, fijar el espacio europeo de la investigación para 2014 y crear en 2011 un panel de expertos para el diseño europeo y una etiqueta europea de excelencia.

Además, pide que los Gobiernos reserven presupuestos a la contratación pública de productos y servicios innovadores y revisar los marcos de las ayudas estatales y de los fondos estructurales para impulsar la innovación.

Finalmente, Tajani ha aprovechado esta cita para reclamar un acuerdo sobre la patente europea con la que calculan que las empresas se ahorrarían 250 millones de euros al año, pero que está bloqueada por el desacuerdo entre los países. Bruselas propone limitar los idiomas de la patente a tres –inglés, francés y alemán –pero varios Estados miembros, entre ellos España, rechazan esta posibilidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído