Grecia aspira a recaudar 14.000 millones de euros para reducir su déficit

Grecia aspira a recaudar 14.000 millones de euros para reducir su déficit
. EFE/Archivo

El Gobierno griego presentó hoy en Atenas su presupuesto para 2011, marcado por una mayor austeridad de la esperada con el fin de recaudar unos 5.000 millones de euros adicionales para cumplir sus objetivos de déficit.

Según lo acordado con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), Grecia debe reducir su déficit hasta el 7,4 por ciento en 2011, frente al 9,4 por ciento del presente año.

El ministro griego de Finanzas, Yorgos Papaconstantínu, reconoció hoy ante la prensa que las metas pactadas son más difíciles de cumplir debido a la reciente revisión al alza del déficit público de 2009 y 2010.

El desfase definitivo entre los ingresos y gastos del Estado se colocó el año pasado en el 15,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), según Eurostat, la Oficina de Estadística de la UE.

Ese valor, 1,8 puntos porcentuales superior a lo estimado anteriormente significa 3.700 millones de euros más de deuda.

El ministro aseguró que el Gobierno está determinado a cumplir los objetivos acordados con la UE y el FMI, ya que de ello depende si Grecia sigue recibiendo ayuda financiera del exterior.

Grecia se encuentra desde el pasado mes de abril bajo la supervisión de la UE, que junto con el FMI le otorgó un préstamo trianual de 110.000 millones de euros a cambio de que hacia 2013 logre bajar el déficit a la media europea del 3% del PIB.

Entre las medidas propuesta hoy destaca el saneamiento de las empresas estatales que actualmente sufren pérdidas anuales de unos 1.700 millones de euros.

«Habrá despidos de unos 10.000 funcionarios que trabajan con contratos temporales y no fijos», advirtió el ministro, y adelantó que «no habrá aumento de sueldos ni de jubilaciones en 2011».

Además, las pagas extra en el sector público se reducirán en otro 10 por ciento a lo efectuado ya este año.

Según el proyecto de presupuesto, la economía griega se contraerá un 4,2 por ciento en 2010, mientras que en 2011 la actividad económica del país se reducirá otro 3 por ciento, un poco más de lo planeado inicialmente.

El objetivo para 2011 es reducir el déficit en unos 5.000 millones de euros, equivalentes al 2 por ciento del PIB, y dejarlo en el 7,4 por ciento, en unos 17.000 millones de euros.

«La aplicación de las medidas ya adoptadas y las nuevas traerán 14.000 millones de euros y se conseguirán con reformas estructurales, el control de gastos y el freno del despilfarro en sectores como el de la sanidad y de las empresas estatales», destaca el documento presentado hoy el Parlamento.

El presupuesto prevé fuertes recortes en la sanidad pública, que aportarán unos 2.100 millones de euros, mientras que el IVA sobre algunos alimentos subirá del 11 al 23 por ciento.

La cajetilla de cigarrillos, cuyo consumo está muy extendido en el país, subirá 20 céntimos de euro, mientras que el gasto de defensa, uno de los más altos del mundo, bajará en unos 500 millones de euros.

La esperada reducción de la evasión fiscal aportará unos 1.600 millones de euros y la evaluación de la propiedad inmobiliaria del Estado agregará otros 690 millones de euros, dijo el ministro de Finanzas.

Los presupuestos serán tramitados en el Parlamento en diciembre y se votarán el próximo 22 de diciembre, una semana después de una huelga general convocada por los sindicatos.

Los analistas griegos esperan que el presupuesto reciba el visto bueno gracias a la mayoría absoluta con la que cuenta el Gobierno del socialista Yorgos Papandréu.

Adriana Flores Borquez

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído