El primer ministro luso afirma que la OTAN no debe ser «la policía del mundo»

El primer ministro luso afirma que la OTAN no debe ser "la policía del mundo"

El primer ministro portugués, José Sócrates, habla en la sesión inaugural de la Cumbre de la OTAN en Lisboa (Portugal) hoy, jueves, 18 de noviembre de 2010. EFE/Miguel A. Lopes

EFE/Archivo

El primer ministro de Portugal, José Sócrates, afirmó hoy que la OTAN «no es la policía del mundo» y expresó su confianza en que la cumbre de la Alianza de la que es anfitrión, refuerce la cooperación entre países y organizaciones.

Sócrates intervino en la apertura del «Encuentro de Jóvenes Atlantistas», que se celebra de forma paralela a la cumbre de la OTAN que arranca el viernes en Lisboa, y destacó que esta reunión puede suponer un punto de inflexión en su trayectoria.

«Esta cumbre entrará, sin duda, en la historia de la organización, porque en ella se aprobará un nuevo concepto estratégico de Alianza y porque, además, incluirá un encuentro con Rusia, consagrando una relación de cooperación», señaló el dirigente luso.

Las delegaciones que asisten a esta conferencia atlántica han empezado a llegar a Lisboa, donde hoy tienen lugar las primeras reuniones, como la que celebra la responsable de política exterior y seguridad de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, con el Gobierno luso.

Está previsto que lleguen entre hoy y mañana a la capital portuguesa unas 5.000 personas, entre dirigentes, delegados y periodistas.

Las autoridades han puesto en marcha una segunda fase del operativo de seguridad con motivo de la cumbre, que a partir de las 12.00 horas GMT incluye restricciones al tráfico aéreo sobre Portugal.

Unas diez mil personas están inmersas en los dispositivos de seguridad y previsión de emergencias que aglutinan a miembros de las Fuerzas Armadas lusas, la Policía, Protección Civil, Bomberos y personal sanitario.

El Gobierno portugués ha reconocido que esta conferencia es el mayor desafió de seguridad al que se ha enfrentado en toda su historia por la presencia de los gobernantes de los 28 países miembros de la Alianza, entre ellos el de EEUU, y varios invitados, como Rusia.

Además de la cumbre de la OTAN, en Lisboa se van a celebrar también las de la Unión Europea con EEUU y la de los aliados con Rusia.

En opinión de Sócrates, la nueva orientación que la OTAN pretende adoptar en Lisboa permitirá «inscribir mejor a la organización en el mundo multipolar y multilateral de hoy».

El enfoque de la organización «reflejará -agregó- con más claridad su contribución para la seguridad global en el marco del derecho internacional y los principios de Naciones Unidas».

«La OTAN no es la policía del mundo y no puede ni debe pretender ser, por sí misma, la que garantice la seguridad global», insistió el primer ministro luso.

Para llevar a cabo este cambio de estrategia, durante la Cumbre de Lisboa se acordará «la promoción de las relaciones de cooperación» con otras regiones o países, como Rusia, nación con la que la relación ha pasado a ser «de compañeros, y no de adversarios; de cooperantes, y no de rivales», añadió.

Según Sócrates, «la OTAN es una alianza regional, con autoridad y recursos, pero es y debe participar, conjuntamente con otros actores, en la gestión de las crisis y la promoción de la seguridad cooperativa».

Entre los temas que se tratarán en esta Cumbre, destacan las operaciones en Afganistán, pendientes de anunciar cómo se ejecutará la retirada de las tropas a partir de 2014, y las nuevas amenazas para la seguridad global.

Entre ellas el primer ministro luso destacó el terrorismo, los ciberataques, la piratería y el crimen organizado en torno a las drogas y el tráfico de personas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído