Ban advierte de que las negociaciones chipriotas podrían «fracasar mortalmente»

NICOSIA, 25 (Reuters/EP)

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha advertido de que las negociaciones para la reunificación de Chipre corren el riesgo de «fracasar mortalmente» si no se llega a un acuerdo antes del segundo trimestre del próximo año, cuando se celebren elecciones en las dos partes divididas de la isla.

En un informe elevado al Consejo de Seguridad de la ONU, Ban afirmó que las negociaciones entre grecochipriotas y turcochipriotas no pueden eternizarse y que las elecciones que se celebrarán el próximo año tanto en la parte turca como en la griega de la isla pueden echar a perder cualquier expectativa de avance.

«Si no se llega a un acuerdo sustancial antes del ciclo electoral, las conversaciones podrían quedar suspendidas y se corre un serio riesgo de que fracasen mortalmente», advirtió Ban en el informe, que será presentado ante el Consejo de Seguridad antes del 30 de noviembre.

El secretario general precisó que intentará reunirse con los dirigentes de las dos comunidades hacia finales de enero a fin de poner en marcha un plan que permita resolver los problemas pendientes.

A juicio del informe de Ban, el proceso negociador –que comenzó en 2008 y que ha celebrado 88 reuniones hasta la fecha– ha experimentado algunos avances, pero en su mayor parte se ha caracterizado por una «frustrante lentitud».

«Como ya he dicho muchas veces, las conversaciones no pueden convertirse en un proceso de duración indefinida», señaló. «Me temo que se esté cerrando rápidamente una oportunidad», añadió.

«El destino de Chipre está sobre todo en manos de los líderes de las dos comunidades. En los próximos días y en las próximas semanas, estableceremos el futuro de la isla y de sus ciudadanos, ésta es su oportunidad», manifestó.

DIVIDIDA DESDE 1974

Los turcos y los griegos de Chipre viven divididos desde 1974, cuando la isla fue invadida por Turquía para abortar un breve golpe de Estado grecochipriota planificado por la dictadura militar que regía por entonces Grecia. Turquía mantiene 30.000 soldados en el norte, donde existe un Estado ‘de facto’ únicamente reconocido por Ankara.

El Estado de la parte griega sí cuenta con reconocimiento internacional y, de hecho, representa a la isla como miembro de la Unión Europea. La Unión ha advertido a Turquía de que su adhesión depende de que se resuelva el conflicto chipriota.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído