Tristane Banon dice que intentó abusar de ella en 2002 durante una entrevista

Strauss-Kahn contra la periodista que le acusa de violación

'Rompió mi sujetador y trató de bajarme los vaqueros', contó años después

Strauss-Kahn contra la periodista que le acusa de violación
Strauss-Kahn y Tristane Banon. EP

Dominique Strauss-Kahn denunciará por calumnias a la periodista francesa Tristane Banon, quien tras llevar mucho tiempo sin decir ni ‘mus’, se destapó en mayo pasado contando entre risas que el ex dirfector del FMI había intentado abusar de ella y que ahora, cuando se disipan las denuncias hechas por la camamrera guineana del Hotel Sofitel de Nueva York, interpone una demanda contra él por intento de violación.

El despacho de abogados Herni Leclerc y asociados, que representa a Strauss-Kahn, anunció en un comunicado su intención de «redactar una querella por denuncia calumniosa contra Banon».

«Los hechos que ella evoca son imaginarios».

LA PERIODISTATristane Banon, quien tiene 32 años y es hija de la veterana dirigente socialista Anne Mansouret, decidió revelar, el 15 de mayo pasado -al día siguiente de la detención en Manhattan de DSK-, el nombre del político que, en 2002, la había acosado sexualmente durante una entrevista: Dominique Strauss-Khan.

La chica ya había narrado entre risas los hechos en 2007, en el magazine televisivo 93 Faubourg Saint Honoré, de la cadena Paris Première, sólo que entonces no dio nombres.

Según su relato, a los 23 años, Banon acudió a una entrevista con un político prestigioso en un apartamento parisino que «resultó ser un picadero«.

«Puse la grabadora en marcha para empezar cuanto antes. Él me pidió que le cogiera la mano, porque lo que tenía que confesar era muy íntimo. Después de la mano vino el brazo, luego algo más, entonces le dije que parara… Todo terminó de forma muy violenta. Luchamos en el suelo, le di bofetadas y patadas, pero él rompió mi sujetador y trató de bajarme los vaqueros».

Tristane Banon prefirió no decir entonces el nombre de su agresor, porque «no quería ser la chica que tuvo un problema con un político», ha explicado ahora tras anunciar en la web Agoravox que el acosador era DSK.

Al parecer, Strauss-Khan era el padre de su mejor amiga y el ex marido de su madrina. Denunciarle habría sido poco conveniente.

La madre de Banon, Anne Mansouret, declaró hace un mes en el site Rue89:

«Hablé de ello con Dominique y me dijo que se le habían fundido los plomos».

Tras la detención del ex patrón del FMI en Nueva York, Banon no había querido demandarle para no mezclase con el sumario estadounidense.

Este domingo, Mansouret declaró a The New York Times que estaba «asqueada» ante el regocijo de muchos socialistas galos ante las dudas sobre el caso estadounidense.

El caso se tambalea después de que surgiesen dudas sobre la credibilidad de la empleada de hotel que lo ha denunciado. El viernes, un juez decretó la libertad provisional para el socialista galo.

«Los hechos no son constitutivos de una agresión sexual, sino más bien de un intento de violación, para el que el tiempo de prescripción es de diez años»».

TODO EN L’EXPRESS

Según L’express.fr, Tristane Banon ha decidido acusar de intento de violación al que todos los simpatizantes del PS consideraban como su favorito para ganar las elecciones presidenciales de 2012.

En una declaración realizada al citado semanario, el abogado de la periodista, David Koubbi, ha anunciado queeste martes 5 de julio de 2011 enviará la denuncia al tribunal.

«Con mi cliente, habíamos tomado nuestra decisión antes de los acontecimientos del 1 de julio [día en que el juez de Manhattan decretó la libertad provisional de Strauss-Kahn], a saber: a mediados de junio».

«Me he tomado el tiempo necesario porque no quería ser instrumentalizado por la justicia estadounidense. No quiero (…) que la declaración de mi cliente se vincule al caso de Nafissatou Diallo [la camarera del hotel que le acusa de agresión sexual e intento de violación]».

Tras el giro inesperado que ha dado el caso de la habitación 2806 del Sofitel neoyorquino, la acusación de Banon interesa, y mucho, tanto a los representantes legales de la camarera guineana Nafissatou -cuyo letrado ya expresado su «apoyo» a Banon- como al fiscal de Nueva York.

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído