Cientos de turistas retenidos en el aeropuerto búlgaro de Burgas

SOFIA, 10 (Reuters/EP)

Más de 800 de turistas extranjeros permanecen retenidos en el aeropuerto búlgaro de Burgas, próximo al mar Negro, debido a la cancelación de sus vuelos charter por presuntos impagos por parte de la compañía touroperadora Alma Tours y la aerolínea Bulgaria Air, según han confirmado este sábado fuentes oficiales.

La mayoría de los afectados son de nacionalidad rusa y finlandesa, que adquirieron billetes de cuatro vuelos charter con la empresa Bulgaria Air con destino Moscú, San Petersburgo y Helsinki.

Alma Tours ha expresado en un comunicado difundido por Focus News su «profundo pesar por el hecho de que una disputa comercial cause inconveniencias y perjudique a los turistas y clientes de Bulgaria». Además, ha subrayado que espera que se alcance un acuerdo para una pronta vuelta de los viajeros a sus países de procedencia.

Por su parte, el viceministro de Economía, Ivo Marinov, ha sostenido que el Gobierno búlgaro «hará todo aquello que esté en su mano para ayudar a los turistas». «Este es un hecho desafortunado y estamos poniendo todo nuestro esfuerzo» para solucionar esta situación, ha añadido, lamentando que esta «disputa comercial dañe la imagen del turismo búlgaro».

En este contexto, el primer ministro, Boiko Borisov, ha puesto a disposición de los viajeros el avión gubernamental que cuenta con 96 plazas para trasladar a los turistas rusos retenidos a última hora de este sábado, según ha asegurado el representante de la tripulación del avión.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído