La canciller alemana se opone a la emisión de eurobonos pero asegura la ayuda

La canciller alemana se opone a la emisión de eurobonos pero asegura la ayuda
La canciller alemana Angela Merkel. EFE/Archivo

La canciller alemana, Angela Merkel, se opuso hoy a la emisión de eurobonos e instó a que los países europeos endeudados y con dificultades de financiación «hagan sus deberes».

En el acto de apertura del Salón del Automóvil de Fráncfort, Merkel se mostró convencida de que las medidas adoptadas ayudarán a superar la crisis paso a paso pero calificó la idea de emitir eurobonos de «totalmente equivocada».

«Tipos de interés conjuntos se generan como resultado de una competitividad y una situación fiscal comparable y no en anticipación de la puesta en común de un endeudamiento», dijo Merkel.

En ese último caso, según la canciller alemana, «los países con unas finanzas estatales sólidas serían castigados y los que tienen que aplicar reformas estructurales, premiados».

Merkel manifestaba su oposición a la emisión de eurobonos un día después de que el presidente de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, anunciase que pensaba presentar varias propuestas en breve sobre estos títulos.

«No se trata sólo de reducción del déficit, sino también de mejorar la capacidad competitiva y para que subrayemos la responsabilidad de los estados miembros respecto a su competitividad, debo decir de nuevo que cada uno tiene que hacer sus deberes», ya que sólo de este modo se fortalecerá la economía europea y la Unión Monetaria (UM), dijo la canciller.

Recordó el acuerdo del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) alcanzado en la cumbre europea del pasado 21 julio para solidarizarse con los países que atraviesan dificultades de financiación.

En la gestación de esta facilidad técnica se reflejan tres principios válidos, según la mandataria alemana.

«Primero, ayudamos en caso de necesidad, lo que significa que cuando la estabilidad del euro esté en juego, se justifica la actuación conjunta, segundo, ayudamos cuando el país afectado use todas las posibilidades para mejorar su situación y tercero, ayudamos en base a un análisis del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Central Europeo (BCE) y de la Comisión Europea (CE)», enfatizó Merkel.

La jefa del Gobierno alemán pronosticó que su país tendrá en 2012 un endeudamiento del 1,5 % del producto interior bruto (PIB).

Merkel dio la bienvenida a que otros países como España y Francia hayan seguido la iniciativa de Alemania de incluir en la constitución el límite de endeudamiento público.

Por su parte, el BCE considera que el debate sobre las modalidades de apoyo financiero a los países con dificultades lastra el clima en los mercados financieros.

En su boletín mensual de septiembre, publicado hoy, el BCE dijo que «el debate que se está desarrollando actualmente sobre las modalidades del apoyo financiero europeo a los países que se ven más afectados por la crisis de la deuda soberana, que incluye la posibilidad de que participe el sector privado y el empleo de fondos de la Facilidad Europea de Estabilización Financiera, también parece afectar al clima de los mercados financieros».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído