Georgia descarta levantar el veto a la entrada de Rusia en la OMC

TBILISI, 8 (Reuters/EP)

El viceministro de Exteriores georgiano, Sergi Kapanadze, ha anunciado este sábado que las conversaciones con Rusia para su entrada en la Organización Mundial del Comercio (OMC) han terminado sin acuerdo, por lo que Georgia no levantará su veto a la adhesión rusa al organismo.

«Las negociaciones han terminado y podemos decir que se han derrumbado, han terminado sin ningún resultado», ha informado a Reuters Kapanadze, jefe de la delegación de Georgia en las conversaciones mantenidas en Suiza.

Kapanadze ha explicado que el punto de conflicto ha sido la negativa de Rusia a facilitar el accedo de Georgia a la información comercial de las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjazia que Moscú ha reconocido como naciones independientes.

«Georgia no puede dar su consentimiento para el ingreso de Rusia a la OMC hasta que Rusia cambie su postura sobre el comercio dentro de los territorios ocupados», ha argumentado Kapanadze en referencia al apoyo militar ruso a las dos regiones separatistas georgianas. El viceministro ha añadido que «no ven ningún sentido en continuar con las conversaciones por el simple hecho de conversar».

Georgia tiene un poder de veto efectivo en la OMC, formada por 153 naciones, dado que la organización toma sus decisiones por consenso. El resto de las cuestiones comerciales entre los miembros de la OMC y Rusia están prácticamente resueltas.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, ha instado esta semana a Estados Unidos y la Unión Europea a que colaboren para superar las objeciones de Georgia. Una fuente rusa cercana a las negociaciones ha asegurado que las conversaciones se reanudarán el 17 de octubre.

Rusia presentó su candidatura en 1993 y es la potencia económica más fuerte que permanece fuera de la OMC. Georgia detuvo las negociaciones de la OMC con Rusia en abril de 2008 después de que el Kremlin ordenase el levantamiento de las sanciones económicas contra Abjazia y Osetia del Sur.

Si la situación cambiara y se llegara a un acuerdo entre ambos países, sería posible admitir formalmente a Rusia en la reunión ministerial de diciembre. Pero antes de la adhesión, Rusia deberá concluir las negociaciones multilaterales con un «grupo de trabajo» que busca garantías de que las leyes rusas estén de acuerdo con el tratamiento adecuado de las cuestiones comerciales tras la unión.

Por su parte el jefe de negociadores ruso, Maxim Medvedkov, ha sugerido a Reuters que Moscú no cederá a las demandas de Georgia. «Lo que Georgia está pidiendo de nosotros no está dentro del ámbito de responsabilidad de la OMC», ha afirmado Medvedkov.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído