El Gobierno de Monti iniciará su andadura tras la confianza de la Camara Baja

El Gobierno de Monti iniciará su andadura tras la confianza de la Camara Baja

El nuevo jefe del Gobierno italiano, Mario Monti, durante la lectura de su programa de Gobierno ante la Cámara de Diputados hoy, viernes 18 de noviembre de 2011 en Roma (Italia). EFE

EFE/Archivo

El nuevo Gobierno italiano presidido por el tecnócrata Mario Monti afrontará hoy el voto de confianza de la Cámara de los Diputados tras el cual podrá comenzar su difícil andadura y sacar a Italia de la grave crisis económica en la que se encuentra.

Tras recibir ayer la confianza del Senado, con 281 votos a favor y 25 en contra, es decir el apoyo de todas las fuerzas políticas a excepción de la Liga Norte, hoy esta previsto que a las 14.00 hora local (13.00 GMT) someta a su Ejecutivo al voto en la Cámara de los Diputados.

En la Cámara Baja está previsto que el Gobierno de tecnócratas que ha nacido tras la dimisión de Silvio Berlusconi obtenga, sin problemas, la confianza.

La atención se centrará en lo que dirá Berlusconi durante las declaraciones de voto que realizan todos los partidos, pues los medios de comunicación aseguran que el exmandatario ha asegurado a sus correligionarios que el Gobierno de Monti durará hasta que él lo decida.

Con la confianza del Parlamento, el Gobierno de Monti, formado por doce ministros más otros cuatro sin cartera, todos ellos técnicos, podrá comenzar a trabajar basándose en los tres pilares que ayer durante su discurso programático en el Parlamento anunció Monti: rigor presupuestario, crecimiento e igualdad.

Monti explicó que su gobierno, que pretende acabar la legislatura, que termina en 2013, tendrá dos fases: primero, aprobar medidas de emergencia y posteriormente, se propondrán «iniciativas concretas para modernizar las estructuras económicas y sociales para ampliar las oportunidades de las empresas y de los ciudadanos».

El camino del Gobierno de Monti para sacar al país de la crisis se presenta difícil, como él mismo reconoció: «Va a ser dificilísimo, y tengo la sensación de que por esto estoy yo aquí».

Monti tendrá que negociar cada ley que quiera aprobar con un Parlamento demasiado heterogéneo y que ya rechazó medidas en pasado como las que el excomisario europeo pretende introducir ahora.

El partido de Berlusconi, Pueblo de la Libertad (PDL), ya se ha mostrado totalmente contrario a la aplicación de un impuesto sobre el patrimonio inmobiliario, así como también pondrá obstáculos a la reintroducción del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (ICI, en italiano), que eliminó el anterior Gobierno.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído