Mundo

Venecia acoge este sábado, 6 de octubre de 2012, una manifestación proindependentista a la que se espera asistan miles de personas.

Venecia se ha sentido inspirada por los avances independentistas en Cataluña y Escocia, y ha convocado para este sábado una manifestación que busca la separación de Italia, frente a la resistencia del Gobierno.

La manifestación, al más puro estilo veneciano, discurrirá sobre las aguas del Gran Canal, en góndolas y ferris. Se espera que miles de personas participen.

El objetivo será llevar una declaración de independencia a la sede del gobierno regional veneciano.

Indipendenza Veneta es la denominación de este nuevo movimiento independentista italiano, que busca crear un nuevo país compuesto por la región del Veneto, parte de Lombardía y Trentino.

Como resultado, sería constituido un nuevo país de cinco millones de habitantes, que se llamaría Reppublica Veneta.

LA GRAN DIFERENCIA

Por chocante que suene, la gran diferencia con Cataluña -que nunca fue Estado ni nación independiente- es que Venecia si tiene una historia real en la que apoyar sus sueños o pesadillas indeoendentistas.

La Serenísima República de Venecia fue una ciudad-estado en el norte de Italia, junto al mar Adriático, constituida en torno a la ciudad de Venecia.

Existió como tal desde el siglo IX hasta 1797. También recibe el nombre de Serenissima Repubblica di San Marco, pues San Marcos es su santo patrono.

La Serenissima se constituyó como Estado progresivamente durante la Edad Media y se convirtió en una de las principales potencias económicas, ocupando un lugar preponderante en los intercambios comerciales entre el Mediterráneo occidental y oriental.

Además, con sus instituciones oligárquicas notablemente estables durante casi un milenio, representó un papel político esencial.

A partir del siglo XVI experimentó una fase de declive político y territorial, eclipsado por un extraordinario desarrollo artístico, hasta que desapareció en 1797, vencida por Napoleón Bonaparte, pasando posteriormente a ser dominada por el Imperio austríaco.Tras la firma del Tratado de Campoformio en octubre del mismo año, se repartió el territorio de Venecia entre Francia y Austria.

En 1866 el Véneto y Venecia se incorporaron al Reino de Italia.