La idea partió del diputado y alcalde de Nogent sur Marne de 30.000 habitantes

Una estatua inspirada en Carla Bruni para homenajear a obreras

Jacques Martin, el de la polémica ocurrencia, pertenece al partido de Sarkozy

El coste de la obra, que se mantiene en secreto, es de 80.000 euros, pagados a medias por el municipio y el promotor

Una estatua de mujer en homenaje de las obreras de una antigua fábrica de plumas inspirada en la primera dama de Francia, Carla Bruni, por encargo del Ayuntamiento de la ciudad de Nogent sur Marne, ha generado una polémica en esa ciudad de las afueras de París.

Bruni, esposa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, negó a través de su mas próxima colaboradora en declaraciones a «Le Parisien» publicadas este domingo que haya querido tener una estatua a su nombre en esa localidad a orillas del río Marne.

«Nunca se planteó eso», dijo la colaboradora, la cual explicó que se autorizó a la escultora Elisabeth Cibot, a la que Carla admira por su trabajo, que utilizara su figura para un bronce, pero sin que constara su nombre.

«Carla fue modelo. Hay numerosas solicitudes artísticas y acepta a veces que se copie una parte de su cuerpo: el pie, la mano o el rostro. Todo se queda ahí. Si alguien quiere hacer publicidad a su costa o arrastrarla a una polémica, es decepcionante».

La idea partió del diputado y alcalde de esta ciudad de 30.000 habitantes, Jacques Martin, del partido de Sarkozy, la conservadora Unión por una Mayoría Popular (UMP).

Según la promotora Cogedim, encargada del emplazamiento de la estatua de dos metros el próximo mes de mayo -en pleno periodo electoral, con presidenciales y legislativas-, la primera dama dio su visto bueno para participar en una sesión de fotos con el fin de que Cibot pudiera ser lo más fiel posible en su representación.

El coste de la obra, que se mantiene en secreto, es de 80.000 euros, pagados a medias por el municipio y el promotor para homenajear a las trabajadoras de una antigua fábrica de plumas con ropa de faena.

Desde la oposición municipal, el socialista William Geib, criticó la iniciativa.

«Es triste para las mujeres que ejercieron ese oficio. Carla. Bruni ha debido de ver más plumas en las avestruces y en los desfiles que en las fábricas».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído