En mayo tendrá lugar la subasta

Se vende localidad céntrica francesa con encanto

El pueblo, en medio de grandes bosques y con un castillo del siglo XIII, se puede adquirir por 300.000 euros

Se vende localidad céntrica francesa con encanto
Iglesia de San Martín, en la localidad francesa. Symac

¿Alguna vez soñó con ser dueño de un pueblo francés? Su sueño ya se puede hacer realidad. En el centro del país, en medio de un gran bosque y cerca de las ruinas de un castillo del siglo XIII  se ha puesto a la venta un municipio abandonado. Un módico precio: 300.000 euros.

Quien se acerque al pueblito de Courbefy aún puede imaginar lo que fue la vida de sus último pobladores. Con sus 19 casas, establos para caballos, piscina y pista de tenis, el pueblo de Courbefy estuvo habitado hasta finales de los años 60, cuando se vació debido al éxodo a la ciudad.

Luego se convirtió en una colonia de vacaciones para jóvenes y posteriormente en un hotel. En el 2008, la deuda de los dueños llegaba casi a los 600.000 euros, por lo que tuvieron que abandonar el lugar. Courbefy cayó entonces en el olvido.

Después de tres años sin visitas y sin vida, el pueblo salió a subasta en febrero de 2012. Los medios de comunicación de Francia se enteraron del caso, y la historia del pueblo fantasma salió por la televisión y en la prensa local y nacional. A partir de este momento, la suerte del lugar parece haber cambiado. La noticia ha despertado el entusiasmo de varios particulares e inversores.

El alcalde de la zona y el banco dueño del lugar recibieron alrededor de cien propuestas para comprarlo.

El alcalde, Bernard Guilhem, las explica:

Llegaron ofertas de varias zonas del planeta. Nos llamaron unos belgas, gente de varios países europeos, dos financieros de Argelia e incluso un chino de Hong Kong. Finalmente, un norteamericano propuso 330.000 euros para comprar el pueblo

IDEAS

Las personas interesadas presentaron varios tipos de proyectos. Se habló por ejemplo de montar un nuevo hotel, abrir un centro de vacaciones o un centro especializado para jóvenes minusválidos. También mostraron interés unas familias y varios grupos de amigos que deseaban quedarse a vivir juntos en Courbefy.

Durante el próximo mes de mayo se llevará a cabo la subasta. Guilhem matiza:

Yo no voy a decidir nada, pero me gustaría  un proyecto para crear empleos en el municipio, aunque no sean más de diez.

Con poco trabajo en la región, muchos de los que viven cerca del pueblo abandonado tienen que ir a trabajar en la ciudad de Limoges, a unos 50 kilómetros de distancia.

Pase lo que pase, el alcalde sabe que la nueva vida del pueblo de Courbefy también traerá más dinero a la zona, por los impuestos que el municipio podrá cobrar.

El alcalde se siente optimista:

Al final, cualquier proyecto nos gustará. Así volveremos a tener un pueblo limpio

Por el momento, los terrenos están cubiertos de vegetación.

Para todos los que viven en esta región, lo más importante es saber que el nuevo dueño le devolverá la vida al pueblo de Courbefy, que lleva demasiado tiempo dormido.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Javier Velasco-Arias

Javier Velasco-Arias, biblista y educador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído