Se investiga quién está detrás del artefacto artesanal que ha hecho explosión frente a un instituto de Brindisi

Dos estudiantes muertas y 5 heridos en un atentado con bomba en Italia

Dos estudiantes muertas y 5 heridos en un atentado con bomba en Italia
Una bomba terrorista. PD

Dos adolescentes de 16 años han fallecido este 19 de mayo de 2012 como consecuencia de la explosión de una bomba de fabricación casera colocada en uno de los muros del instituto de formación profesional Francesca Laura Morvillo Falcone de la ciudad de Brindisi.

Las fallecidas son Melissa Bassi y Veronica Capodieci y seis personas más han resultado heridas.

Veronica Capodieci, de 16 años, ha muerto en la sala de operaciones del hospital Perrino de Brindisi por las graves heridas sufridas en tórax y cabeza a consecuencia de la detonación que se produjo sobre las 7.50 horas de esta mañana. Melissa Bassi falleció en el mismo lugar del atentado.

La bomba estaba compuesta por dos bombonas de gas y se encontraba en una mochila colocada en un contenedor de basura detrás de un tablón publicitario, según han revelado fuentes de la investigación citadas por medios italianos que aseguraron que el contenedor había sido movido de su lugar habitual y acercado al instituto.

La explosión sorprendió a los niños cuando esperaban para entrar en clase. Las instalaciones han sufrido importantes daños materiales por la potencia de la explosión.

Un funcionario de la Protección Civil ha afirmado que no está claro aún si ha estallado uno o dos dispositivos, pero añadió que «teniendo en cuenta el efecto de la explosión, parece ser que era algo muy poderoso», según recoge Reuters.

Según los vecinos, la explosión fue muy potente y destruyó todos los cristales del colegio así como los de los edificios colindantes, en un radio de 200 metros de distancia.

El presidente de la región de Apulia, Nichi Vendola, llegó al lugar de los hechos, en una zona céntrica de Brindisi próxima al tribunal de justicia.

¿Obra de la mafia?

El instituto lleva el nombre de Francesca Morvillo, que fue asesinada junto con su marido el juez antimafia Giovanni Falconey otros tres guardaespaldas en un atentado el 23 de mayo de 1992.

Los investigadores italianos, que no descartan ninguna posibilidad, incidieron en la posible relación de la cercanía del 20 aniversario de la muerte de Morvillo y Falcone con el atentado de hoy, aunque tampoco excluyen que sea obra de un desequilibrado.

También hoy estaba previsto que llegara a la localidad la «Caravana de la Legalidad», una marcha de protesta contra la mafia y otros grupos de crimen organizado que partió de Roma el 11 de abril y pretende llegar a Sicilia el 11 de octubre, tras recorrer durante 80 días todas las regiones italianas.

Pero la hipótesis de la posible implicación de la mafia tiene sus lagunas. «La mafia no utiliza bombonas de gas, sino dinamita», señala una fuente de las fuerzas seguridad citada por el diario La Repubblica.

«Estamos trabajando intensamente en un asunto muy complejo. Las hipótesis están siendo estudiadas por los investigadores, pero ninguno puede darnos certezas», ha explicado la ministra del Interior italiana, Annamaria Cancellieri.

Al ser preguntada por la pista mafiosa y por si se puede decir que es «la más probable», la ministra no ha querido comprometerse.

«Sería superficial por mi parte. No tenemos elementos para decirlo con certeza porque es un tipo de atentado que no es habitual. No es el típico mensaje de la mafia».

Ante la previsión de posibles nuevos atentados, la autoridades han decidido evacuar los demás colegios de la zona.

El ministro de Educación, Francesco Profumo, está viajando a Brindisi para ofrecer su apoyo a las víctimas y a las autoridades locales.

El jueves pasado, el Gobierno decidió reforzar los dispositivos de seguridad para más de 14.000 posibles objetivos terroristas, tras el reciente atentado sufrido por el consejero delegado del grupo Ansaldo Nucleare, Roberto Adinolfi, y la tensión generada en torno a la agencia de recaudación de impuestos Equitalia.

El Comité Nacional del Orden y de la Seguridad Pública, presidido por la ministra de Interior, Annamaria Cancellieri, se reunió en Roma para abordar la actual situación, ante otros posibles ataques a Equitalia y las amenazas de nuevas acciones vertidas por el grupo anarquista que reivindicó el atentado contra Adinolfi.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído