El presidente de Francia admite que ambos atraviesan "momentos dolorosos"

François Hollande: “¿Es aún Trierweiler la primera dama?… Lo privado, en privado”

El romance con la actriz Julie Gayet pone en duda la seguridad del jefe de Estado francés

François Hollande: “¿Es aún Trierweiler la primera dama?... Lo privado, en privado”
El presidente de Francia, François Hollande. PE

El presidente francés evita responder sobre su relación amorosa con una actriz y anuncia recortes de 50.000 millones de euros

El presidente francés, François Hollande, evitó este 14 de enero de 2014 referirse a su relación amorosa con la actriz Julie Gayet.

En su conferencia de prensa semestral, el mandatario se enfrentó a varias preguntas sobre su vida privada, a las que respondió con frases como «los asuntos privados se tratan en privado».

A la pregunta de: «¿Es Valérie Trierweiller todavía la primera dama?».

Hollande dijo:

«Cada cual en su vida personal puede tener un momento de dificultad, y ese es nuestro caso».

Asimismo, aseguró que «clarificará» su «situación personal» antes de su viaje oficial a EEUU, el próximo 11 de febrero.

La revista francesa Closer publicó el viernes pasado que el presidente y su supuesta amante se veían en secreto en un piso situado en la calle Du Cirque, número 20, a dos calles del palacio del Elíseo y está indirectamente relacionado de forma indirecta con la banda mafiosa Brisa de Mar, una de las más pujantes de Córcega.

Hollande compareció esta martes por la tarde en el Palacio del Elíseo ante cientos de periodistas que prestaron particular atención a lo que el jefe del Estado tenía que decir sobre su supuesto amorío.

Él ha apelado desde el principio a su derecho a la intimidad. Las revelaciones de Closer -una revista del corazón- sobre su relación con la actriz Gayet han modificado la temática prevista para esta conferencia de prensa.

Sobre la publicación de detalles de su vida íntima, el presidente aseguró que: «Mi indignación es total».

Aunque buena parte de la clase política francesa ha coincidido con Hollande en que tiene derecho a una vida privada, algunos de sus rivales políticos, como el presidente del partido conservador UMP, Jean-François Copé, también han insistido en que clarifique ciertos elementos, en particular si su pareja oficial, Valérie Trierweiler, que fue ingresada en el hospital el pasado viernes por un «ataque de nervios» tras conocer la supuesta infidelidad del presidente de la República, sigue siendo considerada la primera dama.

Esa figura no tiene ningún estatuto legal en Francia, pero en la práctica Trierweiler tiene un gabinete de cuatro personas en el Elíseo pagado con dinero público, al igual que algunos de sus desplazamientos, considerados oficiales, y su dispositivo de seguridad. Otra cuestión con una dimensión política de las escapadas amorosas del jefe del Estado es hasta qué punto estaba garantizada la seguridad del presidente.

Este escándalo le ha complicado a Hollande su objetivo de trasmitir mensaje sobre su estrategia económica, en la que anunció recortes de 50.000 millones de euros.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído