Los presidentes de EE UU y Rusia hablan por teléfono durante 90 minutos

Obama pide a Putin que retire las tropas rusas que el Kremlin ha desplegado en Crimea

La Casa Blanca califica lo acontecido en la península como "una clara violación de la soberanía e integridad territorial de Ucrania"

Obama pide a Putin que retire las tropas rusas que el Kremlin ha desplegado en Crimea
Barack Obama habla desde la Casa Blanca con Vladimir Putin. WH

Los rusos de la república autónoma de Crimea han recibido con júbilo la decisión del presidente de Rusia, Vladímir Putin, que le permite enviar tropas a la península tras alegar la necesidad de defender a la comunidad rusa y las instalaciones y personal de la flota del mar Negro, con base en este territorio de Ucrania.

En Simferópol, la capital de Crimea, grupos de hombres con banderas de la Federación Rusa y de San Andrés (símbolo de la flota del Imperio Ruso) se echaron a la calle.

«Putin, Putin, Rusia, Rusia» gritaban enardecidos los manifestantes haciendo ondear sus estandartes por las calles de la ciudad.

Con ese telón de fondo es fácil entenderel escaso efecto que ha tenido en el Kremlin la llamada personal recibida desde la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy al presidente ruso, Vladimir Putin, que devuelva sus fuerzas a sus bases en Crimea y se abstenga de cualquier interferencia en otras partes de Ucrania, y le advirtió de las consecuencias que lo ocurrido tendrá para la posición internacional de Rusia.

Tras una conversación telefónica de hora y media entre ambos líderes, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que califica lo ocurrido en las últimas horas en Crimea como «una clara violación de la soberanía e integridad territorial de Ucrania por parte de Rusia».

«La entrada de tropas rusas en territorio ucraniano viola la ley internacional, incluidas las obligaciones de Rusia bajo la Carta de las Naciones Unidas y el acuerdo de 1997 con Ucrania sobre las bases militares y es inconsistente con el Memorando de Budapest de 1994 y el Acta Final de Helsinki».

En su conversación, Obama deja claro que una violación continuada de la soberanía e integridad territorial de Ucrania «tendría un impacto negativo en la posición de Rusia dentro de la comunidad internacional».

El presidente estadounidense anuncia ya que EEUU suspenderá su participación en las reuniones preparatorias de la cumbre del G-8, programada para junio en la ciudad rusa de Sochi, y advierte de que «la violación rusa de la ley internacional conducirá a un mayor aislamiento político y económico» de ese país.

Obama expresa «su profunda preocupación» por los hechos de estas últimas horas.

«Estados Unidos insta a Rusia a que alivie las tensiones retirando sus fuerzas a las bases (rusas) en Crimea y se abstenga de cualquier interferencia en otras partes de Ucrania».

«Hemos dicho constantemente que reconocemos los profundos lazos históricos y culturales de Rusia con Ucrania y la necesidad de proteger los derechos de la etnia rusa y las minorías dentro de Ucrania».

El gobierno provisional de Kiev ha expresado, según recuerda Obama, su compromiso con el respeto de los derechos de todos los ucranianos y con sus obligaciones internacionales, y EEUU «seguirá instándole a hacerlo»:

«Si Rusia tiene preocupaciones acerca del tratamiento de las minorías en Ucrania, incluidos los rusos, la forma apropiada de atenderlas es pacíficamente mediante un diálogo directo con el Gobierno de Ucrania».

Obama sugiere el envío de observadores internacionales auspiciados por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, dos organismos de los que también forma parte Rusia.

El presidente estadounidense urge a comenzar inmediatamente un diálogo entre Moscú y Kiev, «con facilitadores internacionales» de manera apropiada.

EEUU se declara dispuesto a participar en él.

«El pueblo de Ucrania tiene derecho a determinar su propio futuro», subrayó igualmente Obama, según el comunicado, que reitera la disposición de Washington a cooperar con los aliados, el gobierno ucraniano y el Fondo Monetario Internacional para lograr la estabilidad financiera del país.

Sin mención a las respuestas de Putin

La Casa Blanca no mencionó las respuestas de Putin quien, según la cadena de televisión ABC, dijo a Obama que Rusia se reserva el derecho de proteger sus intereses si estalla la violencia en el este de Ucrania o en Crimea.

El jefe del Pentágono, Chuck Hagel, el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Martin Dempsey, el director de la Agencia Central de Ingeligencia, John Brennan, y el director Nacional de Inteligencia, James Clapper, se reunieron por más de tres horas este 1 de marzo de 2014 en la Casa Blanca para tratar la crisis ucraniana.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído