Los conservadores de la Unión por un Movimiento Popular(UMP) se apuntan una clara victoria

Francia gira a la derecha: Debacle de los socialistas de Hollande en las municipales

El Frente Nacional de Marine Le Pen habría logrado una victoria en siete ciudades

Francia gira a la derecha: Debacle de los socialistas de Hollande en las municipales
Marine Le Pen y el Frente Nacional (FN) francés. FN

Esos resultados otorgarían a la derecha 100 nuevas ciudades, aunque la izquierda resiste mejor de lo esperado en los municipios de más de 100.000 habitantes

Francia gira a la derecha. Y de verdad.

Con una abstención récord, cercana al 38%, casi cuatro puntos más que en 2008, y un elevado porcentaje de votos nulos, los primeros resultados oficiales dibujan un monumental voto de castigo para los socialistas, que lograrían mantener París pero pierden docenas de ciudades importantes -Toulouse, Bastia, Pau, Tours, Angers, Reims, Quimper, Saint-Ettiene…- a manos del centroderecha. La alianza de la conservadora UMP con los centristas de la UDI y de MoDEM emerge de las urnas como la vencedora indiscutible, y ayuda a la derecha a recuperarse de las derrotas sufridas en las presidenciales y las legislativas de 2012.

El Frente Nacional se convierte por primera vez en una pujante fuerza política local al conseguir al menos ocho alcaldías de las 15 a las que optaba en la segunda vuelta, un resultado que supone el mejor de sus 42 años de historia y un indudable éxito personal de Marine Le Pen, ya que el partido no consiguió ninguna alcaldía en 2008 (La ultraderechista Marine Le Pen lidera el primer partido obrero francés).

La ultraderecha ve limitada la resonancia de su crecimiento al no lograr imponerse en Perpiñán, Aviñón -donde gana la candidata del Partido Socialista- y Forbach, tres ciudades que de haber caído en manos de Le Pen se habrían convertido en el símbolo de una nueva era.

El descontento del electorado con el Ejecutivo socialista y la impopularidad récord de su líder, François Hollande, se manifiestan en esta segunda vuelta con más nitidez que hace una semana. Los malos resultados de la primera ronda no consiguieron movilizar a los votantes de izquierda en las grandes ciudades, y el PS sale hundido de las municipales de mitad de mandato.

MUY MALO PARA LA IZQUIERDA

«Los resultados son malos para la izquierda. Tomamos nota», declaró en la emisora ‘TF1’ la portavoz del Gobierno, Najat Vallaud Belkacem, al cierre de los colegios electorales en la primera cita electoral desde que el socialista François Hollande fue elegido presidente en mayo de 2012.

Jean-François Copé, líder de la UMP (droite, opposition) ya ha adelantado que su partido ha conseguido una «clara victoria».

LA IZQUIERDA, EL 42%

El centroderecha habría conseguido el 49% de los votos, la izquierda el 42% y la extrema derecha el 9% en las localidades de más de 3.500 habitantes, según una estimación del instituto BVA publicada por el periódico Le Parisien al cierre de los colegios.

Esos resultados otorgarían a la derecha 100 nuevas ciudades, aunque la izquierda resiste mejor de lo esperado en los municipios de más de 100.000 habitantes, donde lograría un 46% de los votos, frente al 49% del centroderecha.

Los conservadores habrían ganado en ciudades como Angers o Quimper (oeste del país), Saint-Etienne (este), Angers y Pau (sur) y Reims (norte).

LA QUE SE AVECINA

La crisis en el Gobierno del socialista François Hollande es solo cuestión de tiempo, y todo hace pensar que el presidente cambiará de primer ministro antes de las europeas y nombrará al barcelonés Manuel Valls, actual ministro del Interior.

Los socialistas solo confiaban en evitar una catástrofe. Más de 100 ciudades mayores de 10.000 habitantes pueden pasar del PS al principal partido de la derecha, Unión por un Movimiento Popular (UMP), también en una profunda crisis interna.

El PS ha sufrido un vuelco en ciudades tan importantes como Toulouse, Reims y Saint-Etienne (en todas ellas ha vencido UMP), un símbolo evidente de que la desafección de los votantes de izquierda hacia la mayoría de gobierno es muy profunda.

Finalmente, el Frente Nacional no ha logrado imponerse en Aviñón, que sigue en manos de la izquierda, ni en Perpiñán, donde ha ganado UMP.

Tras obtener unos resultados históricos en el primer turno de las municipales -más de 400 concejales elegidos, y previsión de obtener más de mil en total-, Marine Le Pen ha dado un paso más en su estrategia de desdiabolización al declarar que el partido fundado por su padre, el paracaidista Jean-Marie Le Pen, en 1972, «es un gran movimiento patriota que se opone a otro bloque político, compuesto por la conservadora UMP y el Partido Socialista».

La semana pasada, logró por primera vez en 40 años una alcaldía en la primera vuelta, la ciudad de Hénin-Beaumont, en el norte de Francia.

En todo caso, será en las europeas de mayo cuando se aprecie realmente cuál es la potencia de fuego del partido de ultraderecha y hasta dónde llega el hundimiento del Partido Socialista.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído