Le fue sustraída a la mujer cuando deambulaba alcoholizada por una estación de trenes de Bielorrusia

La secuestran de niña unos gitanos hace 16 años y encuentra por fin a su pobre madre

La menor fue intercambiada por unos pendientes de oro y algo de dinero a otra familia

"¿Quién soy yo ? ¿Por dónde vengo? ¿Cómo llegué aquí? Estas preguntas me atormentaban"

Olga Romanovich encontró finalmente a su madre tras 16 años de separación. La mujer era alcohólica y con un marido maltratador, y deambulaba por una estación de trenes de Bielorrusia cuando un grupo de gitanos la engañó y se quedó con su hija de corta edad.

VENDIDA

Olga fue vendida a otra familia y tras la muerte de su abuela adoptiva se ha reecontrado con su verdadera madre.

«No estoy resentida con ella. ella vivió muchas cosas y no puedo juzgarla, porque no tiene culpa. Fue solo el destino».

Así habla Olga Romanovich, quien señala que los gitanos convencieron a ésta para que se uniera a ellos y se fueran a Moldova, ciudad a unos 500 kilómetros de Bielorrusia.

Su madre accedió así y, al bajar en una estación de servicio para comprar cigarrillos, el grupo la dejó abandonada llevándose a la pequeña, según publicó el Sunday Express.

Ahora Olga se ha reencontrado con su madre, tras una vida no elegida, pero de la que no reniega.

La niña fue intercambiada por unos pendientes de oro y algo de dinero a otra familia gitana que la rebautizaron como María, le dieron educación y le enseñaron romaní y el idioma.

Olga estudió cocina y peluquería en Soroki, próxima a la frontera con Ucrania. Sin embargo, Olga, que nunca se acostumbró a ser María, siempre se preguntó:

«¿Quién soy yo ? ¿Por dónde vengo? ¿Cómo llegué aquí? Estas preguntas me atormentaban. Yo quería saber quienes eran mis padres y familiares?».

Antes de que su abuela gitana muriera el pasado marzo, la joven fue a la Interpol y así pudo encontrar a su madre, Tamara, que está muy enferma.

Se sometió a un test de ADN para comprobar que era efectivamente hija de Tamara y ahora vive con su tío en Minsk.

«He aceptado mi regreso muy bien», dijo a los medios.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído