Esperaría hasta los 6 años para saber quién seria el perfecto

Alberto de Mónaco cambiaría la ley para que le suceda como Principe de Mónaco su hijo gemelo más apto

La princesa Charlène de Mónaco está esperando gemelos, fruto de la relación que mantiene con el príncipe Alberto II de Mónaco.

Un par de bebés los cuales serían niños, algo que puede complicarle las cosas al príncipe a la hora de elegir sucesor.

Era el periodista Derek Watts, íntimo amigo del padre de Charlène, quién en un descuido revelaba que la princesa esperaba dos bebés en vez de uno.

Poco más se sabe del embarazo, el cual la princesa ha dejado ver de vez en cuando en alguna que otra aparición pública.

Como decimos serán dos los hijos a los que traiga al mundo y aunque pueda parecer una complicación a la hora de elegir quien será el heredero del trono monegasco, el monarca puede tener ya preparado su as en la manga.

«Quiere espererar a que los niños tengan seis años como mínimo, para elegir a cual de ellos nombra sucesor, en función de sus cualidades. Si es necesario modificaría la ley para que así sea».

La ley de Mónaco da prioridad a los barones para que sean herederos, con la llamada Ley Sálica, sin embargo, los gemelos serán niños y la duda está servida de cual sería el primogénito, ¿el que nace antes o el que sale el último?

Por lo tanto la solución será cambiar la ley para nombrar como heredero a aquel niño que tenga más aptitudes como heredero que el otro, según explica el abogado Javier Timermans para el diario El Mundo.

Veremos a ver que pasa pero está claro que el príncipe Alberto II de Mónaco quiere que el hijo que sea nombrado se haya ganado este derecho por mostrar sus aptitudes para ello, pero para verlo aún falta bastante tiempo.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído