La canciller alemana respalda el rechazo de Rajoy a la consulta en Cataluña

Merkel apoyará la candidatura de Guindos a presidente del Eurogrupo pero no dice ni ‘mus’ de Arias Cañete

Rajoy y la canciller coinciden en la defensa de la política de austeridad y reformas "difíciles"

El presidente Rajoy: “No se va a celebrar ningún referéndum ilegal, de ninguna manera”

La canciller alemana, Angela Merkel, ofreció este lunes un apoyo rotundo a Mariano Rajoy en varios campos. El más claro e inminente, para que el ministro de Economía, Luis de Guindos, sea el próximo presidente del Eurogrupo.

«Fue un ministro de economía excelente en España en tiempos difíciles. Apoyamos que presida el Eurogrupo», afirmó Merkel tras su reunión con el presidente del Gobierno en Santiago de Compostela.

Rajoy, que utilizó la reunión para negociar el nuevo reparto de poder en la UE, defendió además que el exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete sea comisario.

Explicó que ya ha remitido una carta a Jean-Claude Juncker explicando que Cañete es su candidato. Merkel no apoyó ni rechazó expresamente a Cañete, que podría tener dificultades para pasar el filtro del Parlamento Europeo tras sus declaraciones sobre el machismo.

La canciller se limitó a señalar que es España quien decide a qué candidato propone para la Comisión.

RESPALDO PLENO EN CATALUÑA

La canciller, que en todo momento mostró a Rajoy como un gran aliado suyo, no se quedó ahí y le respaldó incluso en asuntos de política interna, como la crisis catalana.

«Este es un asunto de política interna española, pero lo que dice Rajoy sobre Cataluña es algo lógico que se debería apoyar, aunque lo digo con las reservas de ser una jefa de Gobierno de otro país».

La posición del presidente español, que habló inmediatamente antes, fue tajante:

«No se va a celebrar ningún referéndum ilegal, de ninguna de las maneras. España es un país serio, un Estado de derecho, hay una ley y una constitución y una de las obligaciones básicas de un presidente del Gobierno es garantizar que se cumpla la ley. Es un disparate lo que se está planteando en estos momentos, y es profundamente negativo para la sociedad catalana y para la sociedad española».

RAJOY, DURO COMO LA PIEDRA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, agradeció a su homóloga alemana, Angela Merkel, su visita a Santiago de Compostela, visita que «nos ha dado la ocasión de reflexionar con tranquilidad de asuntos muy importantes» fuera de las cumbres europeas.

Rajoy dijo que «empezamos a ver los frutos de la reformas que hemos acometido, muchas de ellas en colaboración con Alemania y el resto de los miembros de la UE». Los esfuerzos, dijo «han valido la pena».

El líder popular ha dicho que el Gobierno ha «conseguido evitar una decisión dramática» y «corregir los importantes desequilibrios que habíamos acumulado durante estos años».

«Y España está creciendo de nuevo, poco todavía, pero ya son cuatro trimestres. Nuestra economía está creando empleo neto por primera vez desde hace siete años».

Rajoy ha dicho que «la UE y todas sus instituciones deben hacer más, mejor y más rápido», y que «esto es fundamental para darle más fuerza y credibilidad a este proyecto».

  El presidente del Gobierno ha dicho que él y Merkel coinciden a la hora de demandar una mayor integración política, bancaria y fiscal, medidas y reformas que impulsen el crecimiento y el empleo o en el restablecimiento del crédito a las pymes.

También se ha referido a la política de inmigración europea, señalando que «la presión migratoria que se vive en el Mediterráneo está alcanzando grandes cotas de intensidad y dramatismo» y señalando que «la migración debe ser una opción, no una obligación».

Además, Rajoy ha opinado sobre los conflictos internacionales -en Irak, en Libia, o el palestino/israelí-, finalizando así su intervención: «Ha sido una reunión provechosa. Millones de alemanes nos honran con su presencia en España. Esta reunión va a servir para que esas buenas relaciones sean mejores en el futuro».

Por su parte, Angela Merkel apoyó plenamente las reformas de Rajoy. «El paro está bajando en España como resultado de las difíciles y duras reformas que ha acometido con gran ímpetu» el Gobierno de Rajoy.

«Estamos dispuestos a apoyar este camino».

Además, la canciller ha afirmado que «a veces se dice que para el crecimiento se necesita más dinero, y eso no es cierto».

En su opinión, por ejemplo, Europa debe «dirigir la formación profesional en la dirección correcta» o simplificar su legislación.

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído