Nikita Dragarov, de 43 años, acababa de cometer un robo e intentó huir deslizándose por un cable con una toalla

[Vídeo] La mortal caída desde un noveno piso de un criminal ruso que trataba de escapar

La grabación del suceso la realizó una vecina desde otro edificio en Zelenogorsk, cerca de San Petersburgo

"Pudo deslizarse algunos metros, pero súbitamente perdió el control"

No era su día. Nikita Dragarov, un criminal ruso de 43 años, robó un apartamento y subió al último piso para escapar colgado de un cable. 

El vídeo, filmado por una vecina de otro edificio en Zelenogorsk, cerca de San Petersburgo, da cuenta de cómo acabó. El delincuente se parapetó sobre el borde de la terraza, tomó una toalla y la apoyó sobre un cable de teléfono que descendía hacia un complejo contiguo.

El plan era sencillo, lo había visto cientos de veces en el cine y siempre salía bien. Pero la realidad es siempre más complicada.

NO PUDO SOSTENERSE

Como si se tratara de un rodillo, Nikita Dragarov saltó aferrándose a la toalla. A dos o tres metros del punto de salida, ya no pudo sostenerse y cayó al vacío desde el noveno piso.

Tras la caída, impactó de lleno en el pavimento y murió en el acto. Tenía 43 años de edad y había dedicado gran parte de su vida al crimen, según revelaron fuentes policiales.

«Pudo deslizarse por el cable algunos metros, pero súbitamente perdió el control y la toalla se abrió. Cayó hasta golpear contra el piso, sin soltar la toalla en ningún momento»,

contó Natella Aksakova, la testigo que registró el suceso con su móvil.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído